Compartir

Caribbean Digital

CHINA.- Jian Feng, procedente de la China, se divorció de su esposa por infidelidad y la demandó, en un principio, por lo que él llamó “haber dado luz a los niños más extremadamente feos del mundo.plasticsurgeryparents

La prueba de ADN demostró que los hijos sí eran de Feng, y ante esto, la mujer tuvo que confesar un secreto muy bien guardado el cual era que se había sometido a diversas cirugías estéticas por un valor de más de 100.000 dólares antes de conocerlo.

La demanda del hombre sostenía que ella lo había engañado acerca de su belleza y los niños eran producto de esa mentira. Increíblemente el hombre ganó la demanda y la mujer ahora le debe a Feng 120.000 dólares.

“Me casé con ella porque estaba enamorado, pero apenas nació nuestro primer hijo empezamos a tener problemas maritales”, dijo el hombre al Irish Times. “Nuestra hija es increíblemente fea, hasta el punto de horrorizarme”, sostiene Feng.

 

Jian Feng, de origen chino, le ha pedido el divorcio a su esposa y la ha demandado por “haber dado luz a los niños más extremadamente feos del mundo”. La prueba de ADN demostró que los hijos sí eran de Feng, pero entonces la mujer confesó su secreto: se había sometido a diversas cirugías estéticas por un valor de más de 100.000 dólares antes de conocerlo.

 

zoomLa esposa de Jian Feng, antes y después, de someterse a cirugía estética.

La esposa de Jian Feng, antes y después, de someterse a cirugía estética. IRISH TIMES

zoomLa familia Feng.

La familia Feng.

Después de haberla demandado porque afirmaba que lo había engañado acerca de su belleza y que los niños habían sido fruto de esta mentira, el marido ganó la demanda ante el tribunal y la mujer le debe una indemnización de hasta 120.000 dólares.

“Me casé con ella porque estaba enamorado, pero apenas nació nuestro primer hijo empezamos a tener problemas maritales”, afirma el hombre. “Nuestra hija es increíblemente fea, hasta el punto de horrorizarme”, sostiene Feng al diario ‘Irish Times’.

No hay comentarios