Compartir

Tal vez en ninguna otra temporada se ha presentado el fenómeno como la que la estación de la NBA en esta oportunidad, tras su serie regular, ha dejado con relación a los posibles ganadores de los principales premios.

Las conversaciones se han concentrado sobre todo en el más importante de todos, el Jugador Más Valioso y, más específicamente, en James Harden, de los Rockets de Houston, y Russell Westbrook, de los Thunder de Oklahoma City.

Pero los demás galardones no se quedan detrás. Un repaso a cada uno de ellos nos explica el porqué.

El Más Valioso

Unos consideran que es el mejor jugador del mejor equipo. Otro que el merecedor es el que tenga mejores estadísticas sin importar el lugar que ocupe su equipo. Unos terceros se debaten sobre quien es el más completo o el que “hace mejor a sus compañeros”.

Harden colocó a los Rockets como el tercer mejor equipo de la liga -por delante de los propios campeones defensores, Cavaliers de Cleveland- cuando en principio Houston era dado para luchar por un quinto a séptimo sembrado por los más optimistas. Creó un promedio de 56.4 puntos por partido.

Pero Westbrook rompió la marca de más triple-dobles en una temporada (42), su equipo tuvo marca de 33-9 en esos encuentros, a pesar de que no pudo pasar de un sexto lugar en la difícil Conferencia del Oeste. Fue líder en anotación y estuvo entre los primeros cinco en asistencias y entre los mejores 10 en rebotes.

LeBron James tuvo quizás su temporada más completa de por vida para los Cavaliers. Isaiah Thomas dominó casi a su antojo la ofensiva del último cuarto para el equipo ganador de la Conferencia del Este (Boston Celtics). Kawhi Leonard es considerado el mejor jugador en ambos lados de la cancha para unos Spurs de San Antonio que ganaron 60 partidos en el año I luego de la era de Tim Duncan.

Coach del Año

Pero si la competencia es muy, muy cerrada para el MVP, la del Entrenador del Año no se queda atrás.

Hay cierta tendencia a premiar, en esta ocasión, a Mike D’Antoni, quien movió a James Harden al puesto de armador, lo que disparó las victorias del equipo, que sabe ganar los partidos cerrados (11-3 por cuatro o menos puntos).

Brad Stevens (Boston) condujo a su equipo a la cima en el Este por delante de los altamente favoritos Cavaliers. Steve Kerr (Warriors) ganó al menos 65 partidos por tercera temporada seguida, pero ahora con un equipo distinto, alrededor de un 50 por ciento nuevo y con la inclusión (y la lesión) de una superestrella como Kevin Durant. Scott Brooks guió a los Wizards de Washington a 49 victorias. Gregg Popovich -como LeBron para el Más Valioso- es un candidato cada año. Todos tienen el suficiente mérito.

Novato del Año

A pesar de solo jugar en 31 partidos, ningún otro jugador de primer año tuvo las estadísticas de Joel Embiid (20 ppj, 8 rpj), con los Sixers de Filadelfia. Pero hay argumentos en favor de otros que, si bien no tuvieron su impacto, cumplieron bien con sus equipos en un mayor tiempo que el lesionado Embiid. Su compañero Dario Saric, Malcolm Brogdon, de los Bucks de Milwaukee, Brandon Ingram, de los Lakers de Los Angeles, entre otros que tuvieron ciertos destellos de calidad en su primera experiencia en la liga.

Otros

La discusión es continua con los otros premios.

Para el Defensa del Año las más fuertes candidaturas las presentan Draymond Green, de los Warriors de Golden State, Rudy Gobert, los Jazz de Utah y el propio Leonard, de los Spurs.

Eric Gordon (Rockets), Lou Williams (Lakers-Rockets) y Andre Iguodala (Warriors) parecen tener el carril de adentro para el Mejor Sexto Hombre. Casi siempre se le da al que encesta más puntos sin iniciar el partido, pero eso podría variar.

Thomas, Giannis Antetokounmpo, de los Bucks de Milwaukee y James Johnson, de los Heat de Miami, son mencionados para el premio al Jugador de Mayor Progreso. Cada uno con razones de peso para ser galardonados.

Los favoritos de Triple Team

MVP: Harden, Coach del Año: D’Antoni, Novato del Año: Embiid, Defensa del Año: Green, Mejor Sexto Hombre: Iguodala, Jugador de Más Progreso: Johnson.

Source link

No hay comentarios

Deja un comentario...