Compartir
Carrera de caballos. Foto de archivo.

Rafael Baldayac

Redacción/Caribbean Digital

SANTIAGO, República Dominicana./ La historia de la hípica de la República Dominicana se inicia en el año 1908, con la realización de carreras de caballos en  improvisados campos ubicadas en diferentes localidades del país. Sin embargo su despegue y desarrollo queda establecido a partir de la construcción del hipódromo Perla Antillana el23 de febrero de 1944.

Carrera de caballos. Foto de archivo.

Si bien no se tienen datos fidedignos de cómo se introdujo en el país, algunos aseguran que a principio del pasado siglo se hacían esas competencias en pequeñas llanuras de Santo Domingo, San Pedro de Macorís y La Romana, así como en pueblos cibaeños, como Santiago, Puerto Plata, Moca, San Francisco de Macorís.
La hípica dominicana entra en su apogeo en época de la ocupación Norteamericana. El hipódromo de Santiago de los Caballeros, bautizado La Herradura, fue inaugurado en 1917 en terrenos de Eliseo Espaillat, en la populosa barriada de Baracoa.
Mientras que la apertura del hipódromo Primavera de Santo Domingo se hizo en 1922 por el presidente Horacio Vásquez en terrenos colindantes con Hermanos Deligne con Independencia entre Guiria y Padre Billini, según describe en un libro el historiador hípico Luis Mena García.

INICIO DE LA HIPICA EN SANTIAGO
Santiago de los Caballeros, segunda ciudad en importancia del país, situada en la Región Norte, fue el lugar donde se levantó el primer hipódromo en la historia de la hípica dominicana, con el nombre de La Herradura, reiterando que el mismo estaba ubicado en el sector Baracoa.

Tras las desaparición de esta primer hipódromo, se construyó una segunda instalación para las carreras de caballos, obra que  fue inaugurada el 7 de diciembre de 1945.

Este segundo hipódromo de Santiago denominado Estadio Trujillo, porque también se jugaba béisbol,  cerró provisionalmente el 9 de noviembre de 1948 y luego se extendió hasta el 30 de marzo de 1949.  La obra fue remodelada el 11 de noviembre de 1956.
El Hipódromo Trujillo, era un campo ovalado donde además se jugó  pelota durante los años hasta mediado del siglo pasado.

Años después fue desmolido y en su lugar se construyó el Estadio Cibao, actual hogar del equipo Aguilas Cibaeñas, 20 veces campeones del béisbol profesional dominicano. El Estadio Cibao, fue inaugurado el 24 de octubre de 1958.
Mas adelante don Pedro Redondo Díaz construyó el hipódromo de Puerto Plata. Luego se construyeron los hipódromos de Moca, San Pedro Macorís, San Francisco de Macorís y La Romana.

En esos años Trujillo inauguró cinco hipódromos, además del Perla Antillana de Santo Domingo y Estadio Trujillo en Santiago, en la región del Cibao fueron puesto en operación los hipódromos de Moca, el 16 de mayo de 1945 y La Vega, el 24 de octubre de 1945.

También  ese mismo día, el 24 de octubre de 1945, se inauguro el de San Pedro de Macorís y La Romana. Todos tuvieron vida breve. La Vega cerró el 27 de febrero de 1946, Moca el 30 de abril de 1946, y La Romana el 30 de noviembre de ese mismo año. El de la ciudad de Puerto Plata fue  inaugurado el 18 de agosto de 1946.
Un exceso propagandismo  clásico en la tiranía, según Mena García,  porque no existían las logísticas de caballos, entrenadores, recursos económicos, jockey ni público para una expansión hípica semejante.

3 Comentarios

Comments are closed.