Compartir
El expresidente dominicano, Hipólito Mejía. Archivo.

Caribbean Digital

SANTO DOMINGO, RD.- Hipólito Mejía, candidato  presidencial por el Partido Revolucionario Dominicano,  expresó su respaldo a los pronunciamientos contenidos en el Sermón de las Siete Palabras pronunciado en  la Catedral Primada de América este Viernes Santo, al señalar que los males que atacan a la sociedad dominicana son fruto de la irresponsabilidad de los gobernantes Mejía manifestó  que dichos pronunciamientos  expresan el sentir y la preocupación  de la mayoría de la  sociedad   dominicana, por lo que, por diversas vías  y métodos reclama un cambio de conducta en la conducción del futuro del país.

El candidato del PRD, Hipólito Mejía.

El Sermón de las Siete Palabras es una conmemoración que realiza la Iglesia Católica desde el siglo XII -12- de las últimas palabras que pronunció Jesús antes de morir.

Martín Lenk, clérigo y maestro de teología, al analizar la Sexta Palabra, “todo está consumado”, hizo una evaluación de la vida de Jesús, “Pidiendo al pueblo dominicano unir voluntades para cambiar el sistema corrupto,  asegurando  que, si eso se hace,  la victoria será colectiva”.
Mejía reiteró su llamado al pueblo  para que  su sume al clamor  de los sacerdotes  que  exclamaron: “Cuánta corrupción en mi nación”, resaltando  que “si la cabeza –gobernantes- no funciona, las otras partes del cuerpo no responden como deben.
Califica la corrupción como una práctica perniciosa de consecuencias negativas  para todo, ya que  corroe todas las simientes de la sociedad e impide el desarrollo integral de la misma.
El candidato  perredista afirma que en la conducción del gobierno dominicano actual no existe el temor a Dios, solidarizándose  con la crítica al enriquecimiento ilícito y destacó que “todos los paraísos son efímeros si Dios no está presente”.
Saludó que los oradores hablaran  también de los “malversadores de cuello blanco” quienes  demuestran poco interés para enfrentar la corrupción convirtiéndose  en otros casos, cómplices de ella.
“Creo como la iglesia y múltiples sectores de nuestra sociedad que la violencia intrafamiliar se ha convertido en una epidemia y aunque se han hecho cientos de marchas y nada se ha resuelto, debemos ponerle caso ahora, ya que en el futuro no habrá ejército que pueda contra este mal”, advirtió.
Los sacerdotes entienden que la ola de crímenes y la delincuencia en general es lo que fomenta más el pánico en la población.
“Los que deben ser el ejemplo, a quienes  el pueblo otorga poder para que en su nombre gobiernen el país, no corresponden como deben hacerlo. Y es que hay que decirlo, mucha gente no se mueve por principios, sino que ven la política como una fuente de riqueza” reza una parte del Sermón.
El candidato perredista,  Hipólito Mejía, coincidió  con los Pronunciamientos del Sermón de las Siete Palabras,  en cuanto a que todos sabemos que el futuro de un país es la educación y necesitamos el 4 por ciento, pero que ese dinero no se pierda como los 6 mil 788 millones que se prometieron en el 2011 y no se entregaron. El deficiente sistema educativo y de salud que tenemos solo se discute, pero no se le busca solución.

Los prelados católicos concluyeron pidiendo al pueblo dominicano unir voluntades para cambiar el sistema corrupto,  asegurando que si eso se hace la victoria será colectiva.

En tal sentido, Mejía unió su voz al y llamó a los ciudadanos a reflexionar sobre el presente y futuro de la nación; sobre la meta de
lo que anhelamos como país; el modelo de hogar que llevamos y sobre la diferencia entre llamarse cristiano y actuar como tal.

No hay comentarios