Compartir
El expresidente dominicano, Hipólito Mejía. Archivo.

Servicios/Caribbean Digital

SANTO DOMINGO, RD.- Hipólito Mejía, candidato presidencial por el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), prometió desarrollar una política social dirigida a superar la pobreza y la exclusión para alcanzar el desarrollo humano. Iinvertir el 4%, dando prioridad a la educación inicial,  para que nuestros niños tengan igualdad de oportunidades.

El candidato perredeista dirigió una alocución al país.

Manifestó que dada su creencia en la mujer, trabajará  por su independencia económica y se compromete a ejecutar una política de paridad e igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, en los puestos públicos.

También definió que entre sus prioridades en la política social está la  meta de crear más de 400 mil empleos formales en alianza con el sector empresarial. Y reiteró su compromiso de mantener y ampliar la cobertura y los  beneficios de la Tarjeta Solidaridad, debido a la importancia que esta tiene para que la mujer mejore sus condiciones de vida.

El candidato perredeista dirigió la noche de este jueves una  alocución al pais por varios medios de comunicación radial y televisiva.

Texto del discurso de HM.

Pueblo dominicano:

Me presento ante ustedes nuevamente para hablarle de mi Programa de Gobierno.

A lo largo de este proceso electoral, he recorrido todo el territorio nacional.

Esta vivencia me ha servido para renovar mis afectos con personas de todos los sectores sociales.

En mis recorridos por el país, he escuchado con interés el clamor de los padres de familia, las mujeres y los jóvenes de que este país tenga un cambio, un cambio de verdad.

He escuchado de cerca el reclamo de nuestros empresarios y comerciantes para que sus esfuerzos por crear riquezas y empleos sean apoyados por el gobierno, antes que ser penalizados con más impuestos injustos.

Fruto de ese contacto directo con la gente he llegado a la conclusión de que para solucionar esos problemas es imperativo que nuestro gobierno descanse en dos pilares fundamentales: la estabilidad macroeconómica y una política social cuyos beneficios lleguen a todos los dominicanos por igual.

Para lograr la estabilidad macroeconómica nos comprometemos:

Primero: reorientar el gasto público hacia las verdaderas prioridades del país.

Segundo: firmar un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, y.

Tercero: eliminar el despilfarro aplicando una estricta política de  austeridad.

Con esas medidas de tipo económico nuestro gobierno dispondrá de los recursos necesarios para invertir en programas sociales que mejoren las condiciones de vida de nuestro pueblo.

Permítanme explicar en que consistirá la política social que me comprometo a poner en práctica desde el primer día de mi gobierno.

En primer lugar, nuestra política social estará dirigida a superar la pobreza y la exclusión para alcanzar el desarrollo humano.

Vamos a invertir el 4%, dando prioridad a la educación inicial, así nuestros niños tendrán igualdad de oportunidades.

Vamos a priorizar la educación técnico vocacional para enseñar oficios y carreras técnicas.

Vamos a dignificar los maestros con capacitación y mejores salarios.

Pondremos en práctica un programa de becas en el país y el exterior para la preparación académica de la juventud, para que adquiera los conocimientos tecnológicos y científicos que necesita el país para desarrollar una economía mundialmente competitiva.

El empleo es otra de nuestras prioridades en la política social. Nuestra meta es crear más de 400 mil empleos formales en alianza con el sector empresarial.

Para tal fin, daremos apoyo e incentivos a los sectores productivos y a la inversión nacional y extranjera.

El énfasis lo podremos en las áreas de:

–     Industria

–     Agropecuaria

–     Zonas Francas

–     Agroindustria

–     Turismo

–     Construcción de viviendas

–     MIPYMES e

–     Industria agroforestal

 

Apoyaremos a los jóvenes emprendedores, hombres y mujeres, para la instalación de su primer negocio o empresa.

Aplicaremos políticas para que los sectores productivos tengan acceso al crédito con la misma facilidad que se obtiene crédito para actividades de consumo.

Ejecutaremos un programa masivo de construcción y mejoramiento de la vivienda social con recursos públicos.

Incentivaremos la iniciativa privada para la construcción y el financiamiento de viviendas para la clase media.

Al hablar de empleo es oportuno tener presente a la mujer.

Como creo en la mujer, trabajaré por su independencia económica y me comprometo a ejecutar una política de paridad e igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, en los puestos públicos.

Debido a la importancia que la Tarjeta Solidaridad tiene para que la mujer mejore sus condiciones de vida, reitero mi compromiso de mantener y ampliar su cobertura y sus beneficios.

La Salud y la Seguridad Social son herramientas esenciales de nuestra  política social.

Garantizaremos servicios de salud a toda la población, especialmente, a los envejecientes, discapacitados y a la infancia, a través del Plan Básico administrado por SENASA.

En nuestro gobierno los trabajadores dejaran de ser los grandes olvidados de la política social.

Aplicaremos la Ley para que los trabajadores disfruten de planes de retiro, tengan protección frente a los accidentes laborales y dispongan de estancias infantiles para sus hijos.

La alimentación del pueblo, el apoyo a los productores agropecuarios y la protección al Medio Ambiente forman parte de las prioridades de nuestro Programa de Gobierno.

Ejecutaremos un amplio programa de apoyo al campo que incluya financiamiento, asistencia técnica y construcción y mantenimiento de la infraestructura rural, especialmente, de los sistemas de riego, caminos y carreteras, lo que incrementará la producción agropecuaria.

Ese aumento en la producción nos permitirá abastecer el mercado nacional, incrementar las exportaciones para generar divisas, así como elevar y asegurar los ingresos de los productores.

Ello nos permitirá instalar mercados de productores en los barrios y pueblos del país para garantizar el abastecimiento y reducir el alto costo de la canasta familiar.

Doblaremos los esfuerzos para la protección y el uso racional de los recursos naturales a fin de mejorar la calidad de vida y asegurar el desarrollo sustentable del país.

El verdadero desarrollo humano incluye la promoción de las artes, la cultura, la recreación y los deportes,  actividades que han adquirido gran importancia económica para amplios núcleos de la sociedad y nos comprometemos a trabajar para que sus beneficios lleguen hasta las más apartadas comunidades del país.

Cuento con la juventud para hacer un gobierno ejemplar.

La juventud es el presente y el futuro de nuestro país. Les daremos participación en el gobierno, quienes traerán nuevas ideas y calificaciones y, sobre todo, una visión moderna de la sociedad.

Muchos jóvenes me han preguntado ¿Presidente cómo hago para casarme y comprar una vivienda, o para pagar mis estudios?.

Es por eso, que vamos a otorgar incentivos a las empresas que contraten jóvenes.

Nuestra política social se apoyará en el trabajo y el espíritu participativo de las miles de organizaciones comunitarias que existen en el país.

Queremos decir con absoluta claridad que tenemos la voluntad firme de que las obras de infraestructura comunitaria, en todos los casos serán hechas con mano de obra local, de manera que los maestros constructores, los albañiles, los carpinteros, los electricistas, los pintores y los plomeros sean beneficiados de las obras que se construirán en sus lugares de residencia.

En reconocimiento al trabajo voluntario de miles de organizaciones y ciudadanos anónimos, anuncio al país mi decisión de someter al Congreso Nacional en las primeras 24 horas de mi gobierno la Ley del Voluntariado.

Nuestra política social estaría incompleta sino incluimos el grave problema de la inseguridad ciudadana.

 

Rescataremos los espacios públicos para que nuestros jóvenes puedan disfrutar de la sana diversión a la que tienen derecho.

Para enfrentar ese estado de inseguridad aplicaremos la Ley, perseguiremos a los delincuentes y profesionalizaremos a la Policía.

La aplicación de las medidas económicas señaladas nos permitirán ahorrar miles de millones de pesos que los invertiremos en mejorar las condiciones de vida de nuestra gente y así construir un mejor país, pero para todos.

Esa política social y económica que acabo de esbozar está inspirada en el compromiso socialdemócrata del Partido Revolucionario Dominicano y el legado de nuestro entrañable líder José Francisco Peña Gómez, cuya ida a destiempo conmemoramos hoy.

Pido al pueblo dominicano que nos unamos alrededor de estas medidas, para que  cambiemos el presente que nos agobia  y abramos las puertas de la esperanza.

Pido a todos los electores que acudan masivamente, con entusiasmo y sin miedo a las urnas, el 20 de mayo, a ejercer su derecho de elegir libremente.

Pido a Dios Todopoderoso que nos ilumine y guíe en la tarea de forjar una nación próspera, armoniosa y justa.

Que Dios nos bendiga a todos y todas.

Muchas gracias.

5 Comentarios

  1. si no lo hizo cuando gobernó mucho menos ahora, cómase su segunda oportunidad porque no la va a tener.

  2. siga diciendo todo lo que se le venga a la mente que ni en su sueños llega usted a ser presidente de nuevo.

  3. el país no olvida cuando se le traiciona y usted nos traicionó, así que no espere compasión de nosotros, habrán algunos que caerán en su trampa pero no todos somos igual de ingenuos.

  4. yo solamente le digo una cosa o se prepara para la pela o se prepara para una revolución porque este país no aguanta un desastre como Hipólito en el poder nuevamente.

Comments are closed.