Compartir
Hipólito Mejía, expresidente dominicano. Archivo.

Caribbean Digital

 

 

Hipólito Mejía, entrevistado en un programa de televisión que habría roto record de audiencia nacional, dijo anoche (martes)  que favorecía que las autoridades entreguen el local del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) a todas sus autoridades con oficinas en la sede central, incluido su presidente Miguel Vargas Maldonado.

Hipólito Mejía, expresidente dominicano. Archivo.
Hipólito Mejía, expresidente dominicano. Archivo.

El ex presidente de la República y líder de un sector que le dio el apoyo de un 47% en las pasadas elecciones generales, lo declaró así al prestigioso comunicador Roberto Cavada, en Telesistema Canal 11.

La sede central del Partido Revolucionario Dominicano está bajo control de la Policía Nacional desde el domingo pasado, cuando el presidente en funciones de la organización, Andrés Bautista García, se lo entrego en custodia, tras los incidentes que dejaron ocho personas heridas, incluidos periodistas que cubrían la reunión de su Comité Ejecutivo Nacional, convocado por Vargas.

Mejía dijo que se inclina porque el Gobierno entregue el local a la dirigencia perredeísta, sin excepciones, y llamó por sus nombres a quienes desde hace años ocupaban oficinas en la sede central en sus calidades respectivas.

Citó a Miguel Vargas, presidente del PRD; Orlando Jorge Mera, secretario general; Geanilda Vásquez, secretaria de Organización; César Sánchez, secretario de Asuntos Electorales; Yvelisse Prats-Ramírez de Pérez, secretaria de Educación; Jean Luis Rodríguez, presidente de la Juventud perredeístas, Janet Camilo, presidenta de FEDOMUSDE; Leonardo Faña, presidente del Frente Agropecuario, y a otros dirigentes nacionales de la organización opositora.

“Esa sería una salida institucional”, acotó el ex presidente Mejía, quien el domingo cumplió su promesa de marchar al frente de los cientos de dirigentes que fueron excluidos de participar en la reunión del Comité Ejecutivo, del que se ha dicho estaba “preparado” para dar su aprobación a las Actas ya pre-concebidas por el sector de Vargas, y echar de la organización a connotados dirigentes que no les adversan a lo interno del partido.

La entrega del local sería una solución institucional, dijo Mejía., señalando que todos los dirigentes del PRD, que durante años ocupaban sus oficinas y que fueron desalojados arbitrariamente tienen que volver a cumplir sus funciones como dirigentes para lo cual los eligió la base del partido, advirtió el ex mandatario.

“Eso es lo que se llama la institucionalidad del partido, no la que se quiere atribuir una sola persona”, acotó Hipólito Mejía, en clara alusión a las funciones y poderes que exhibe Vargas Maldonado.

Reiteró que el local del PRD es de todos los perredeístas, y no de una persona en particular. La sede de la organización, localizada en la avenida Winston Churchill, había sido cerrada a la cúpula dirigencial con diferencias con Vargas Maldonado, llegando este a disponer el cierre con candados y pesadas cadenas, y hasta en una ocasión se maltrató físicamente a la doctora Vásquez por intentar ir a ocupar sus oficinas en su calidad de secretaria de Organización. Desde entonces ha estado despachando desde las instalaciones del Instituto de Formación Política “José Francisco Peña Gómez”, que mantiene el ex presidente Mejía.

“El que no tiene oficina soy yo y tampoco me interesa, –dijo Mejía, pero si entiendo que el local nacional del PRD tiene que volver a la normalidad y para ello hay que comenzar abriéndolo a todos los perredeístas, quitando los candados y las cadenas, para que sus dirigentes ocupen las oficinas que por esa condición le corresponde.

Esta posición se la voy a comunicar al Ministro de la Presidencia, al Ministro de Interior y Policía y al Jefe de la Policía, con los cuales hice el compromiso de la entrega del local el domingo pasado, bajo la condición de ser entregarlo únicamente al sector de Miguel Vargas.

No hay comentarios

Deja un comentario...