Compartir
Argenis Chávez

Caribbean Digital

CARACAS, Venezuela.- Argenis Chávez, jefe de la corporación estatal de electricidad y hermano menor del fallecido mandatario Hugo Chávez, anunció el miércoles la renuncia a su cargo alegando que lo hacía para facilitar el proceso de cambio en el sector que fue declarado en emergencia ante los apagones y racionamientos que agobian a la población desde hace varios meses.

Argenis Chávez
Argenis Chávez

Chávez dijo que decidió renunciar a la dirección de la Corporación Eléctrica Nacional S.A, o Corpoelec, cargo que ocupó por año y medio, “con el fin de facilitar el proceso de cambio que debe vivir el Sector Eléctrico Nacional para ofrecer a todo el pueblo venezolano un servicio eficiente y de calidad”, según un comunicado difundido el miércoles en la página de internet de Corpoelec.

El directivo saliente admitió que “no fue una tarea fácil” mejorar el servicio eléctrico debido a que fueron “muchas las dificultades que han tenido que enfrentar”, pero aseguró que “se ha logrado echar las bases de un plan que a mediano plazo garantizará la estabilidad del Sistema Eléctrico Nacional”.

La salida de Chávez de Corpoelec se da un día después que el gobierno puso en vigencia un decreto de emergencia eléctrica por 90 días para “celebrar acuerdos con proveedores independientes nacionales o extranjeros para la contratación y ejecución de obras y la adquisición de bienes y servicios”, según el texto del decreto publicado en la Gaceta Oficial que circuló el martes. No es la primera vez que Venezuela declara una emergencia en el sector eléctrico.

En el 2010, en medio de una severa crisis eléctrica que obligó al gobierno a realizar racionamientos del servicio en varios estados, también se decretó una emergencia por 90 días para comprar equipos y luego la extendió por otros 60 días. Corpoelec es el organismo que creó el gobierno de Chávez en el 2007 tras la nacionalización del sector eléctrico.

Después de la muerte de Chávez, el 5 de marzo, miembros de su familia como su hermano mayor Adán, actual gobernador del estado Barinas, así como el yerno del fallecido mandatario, Jorge Arreaza, actual vicepresidente, y las hijas de Chávez han asistido a cantidad de actos públicos con Nicolás Maduro, nuevo jefe de Estado, de allí que la salida de Argenis Chávez llame la atención. Maduro se comprometió la semana pasada, como parte de sus primeras medidas de gobierno, a someter el sistema eléctrico nacional a una exhaustiva revisión para atender los apagones y racionamientos que vienen padeciendo los venezolanos desde hace varios meses.

Entre sus primeras medidas designó como ministro de Energía Eléctrica al teniente retirado Jesse Chacón en reemplazo de Héctor Navarro. Chacón fue ministro de Relaciones Interiores y de Comunicación en el gobierno de Chávez. Maduro también acordó el envío de militares a las instalaciones eléctricas para reforzar la seguridad y evitar supuestos actos de sabotaje que han venido denunciando las autoridades desde hace varios meses.

Chacón reconoció en la víspera que parte de los problemas con racionamientos y apagones se debían no sólo a los “saboteos”, que atribuyen a la oposición, sino también a que la demanda del país ha crecido en los últimos años hasta llegar a ser la más alta per capita de América Latina, aunque no precisó esa tasa.

El ministro dijo que existía una brecha muy grande entre los costos de producción y distribución y los ingresos de Corpoelec y que eso se debía en parte a que muchos centros comerciales pagaban una factura como si fuera zonas residenciales y que revisarían tales cobros.

Los argumentos dados por Chacón –saboteo, crecimiento de la demanda, por ejemplo– son los mismos que han dado el gobierno en los últimos tres años.

A pesar de miles de millones de dólares de inversión en la última década, los apagones son frecuentes a lo largo de este país sudamericano rico en petróleo. Para superar la crisis eléctrica el gobierno ha realizado en los últimos años gigantes inversiones en el sector por más de 4.000 millones de dólares para adquirir nuevas plantas y reparar equipos, pero los apagones siguen siendo frecuentes.

Ya en el pasado Maduro ha acusado a la oposición de ser la responsable de ese supuesto sabotaje. La oposición ha rechazado tales señalamientos y asegura que los apagones se deben a insuficiencias en la capacidad de generación, fallas en el mantenimiento de las instalaciones y deficiencias gerenciales.

Fuente: El Día 

No hay comentarios

Deja un comentario...