Compartir
Héctor Guzmán. Foto de archivo

Caribbean Digital

Héctor Guzmán, vocero del Presidente Hipólito Mejía dice que no hay tiempo para las poses y la demagogia y reclama que el grupo de Miguel Vargas responda por escrito las propuestas que pueden resolver la crisis del PRD.

Héctor Guzmán
Héctor Guzmán

El vocero del Presidente Hipólito Mejía dijo  “lo que deben hacer es responder por escrito la carta que le fue entregada con nuestras propuestas” al referirse a declaraciones de Rafael (Fiquito) Vásquez quien dijo que el grupo de Miguel Vargas está abierto a la avenencia”

Este viernes el diputado perredeísta Rafael Vásquez (Fiquito) afirmó que  el grupo de Miguel Vargas,  está abierto a vías de avenencia con el grupo que encabezan Hipólito Mejía y Luis Abinader y que ellos forman parte de los esfuerzos que han venido realizando, especialmente, Miguel Vargas,  por preservar la unidad perredeísta.

Guzmán dijo “rresulta contradictorio este pronunciamiento del compañero Fiquito, toda vez que hace apenas 7 días había declarado a la prensa que el grupo de Vargas estaba en la disposición de negociar con los demás grupos, pero aclaró que la candidatura presidencial de éste no entra en juego,

Además, el pasado 8 de enero le fue entregada una carta a los compañeros Peggi  Cabral y Eduardo Jorge Prats contentiva de diferentes propuestas en torno a la situación interna del PRD firmada por  varios  compañeros en representación de nuestro PRD moral y luego abandonaron el dialogo sin que   hasta la fecha de hoy tengamos ninguna respuesta.

Guzmán dijo con énfasis “No hay tiempo para las poses y la demagogia. Hay que pasar de las palabras a los hechos. Si en verdad el grupo de Miguel Vargas tiene interés o voluntad en  llevar a cabo un dialogo franco en la búsqueda de una solución al conflicto interno del PRD, lo que debe hacer es responder por escrito  la carta que le fue entregada con nuestras propuestas”

Recordó que el Presidente Mejía dijo la semana pasada que “es una obligación de todos los perredistas actuar con franqueza, sinceridad y transparencia ante la militancia partidaria, de lo contrario,  ningún candidato que surja de un proceso convencional cuestionado, unilateral y excluyente tendrá posibilidad de ganar en las próximas elecciones”.

“Es el momento” señaló Mejía “de pensar en los intereses del partido y del país y dejar atrás los intereses particulares para ponernos de acuerdo. Los dirigentes nacionales tenemos que demostrar ante el país y la militancia perredeísta que estamos en disposición de  entendernos de verdad, con la seriedad que la situación demanda, de lo contrario, no seremos merecedores de la confianza y  el voto del pueblo dominicano para dirigir los destinos de la nación”.

Mejía apuntó que “el uso y costumbre de los perredeistas en toda su historia democrática, ha sido que a cada proceso convencional para garantizar su éxito,  le precede un dialogo y entendimiento entre las partes en competencia. Esa fue una práctica muy positiva que impulso siempre el compañero Peña Gómez”

Las propuestas

La comisión del grupo de Mejía y Luis Abinader informó que la propuesta verbal que presentaron Peggi  Cabral y Eduardo Jorge Prats en la reunión celebrada en casa de Ana María Acevedo, consistió en pedir apoyo para Vargas como presidente del PRD y como candidato a la presidencia de la República para el 2016, así como la distribución de los cargos en proporción del 40 por ciento para Vargas, 40 por ciento para Mejía y 20 por ciento para otros.

Mejía y Abinader respondieron el jueves 8 de enero  que los cargos de dirección del PRD, principalmente Presidente, Secretario General, y Secretario de Organización, fueran electos mediante el voto universal y directo, tal y como lo establecen los estatutos,  que se exceptuaran los cargos reservados para ser escogidos por la asamblea de delegados y se presentaran con  la proporción de 40 por ciento para la dirección partidaria actual, 40 por ciento para el sector de Mejía y 20 por ciento para otros.

También recomiendan la convocatoria de la Comisión Política en un plazo de una semana con agenda consensuada para designar la Comisión Nacional Organizadora, integrada por 40 por ciento en representación de  la dirección partidaria, 40 por ciento para el sector que representamos y 20 por ciento para otros.

Además, pidieron fijar la fecha de la convención para el 23 de febrero de 2014; aprobar el reglamento, incluyendo el padrón electoral, y el presupuesto de la convención, fijar la fecha de la Convención  de Delegados para el cambio de autoridades en mayo de 2014 y convocar el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) para una semana después de reunida la Comisión Política para aprobar que el período de campaña inicie inmediatamente se designe la Comisión Organizadora y que se asuman las propuestas del Congreso José Francisco Peña Gómez.

No hay comentarios

Deja un comentario...