Compartir
Redacción/Caribbean Digital

Niegan sean delincuentes

SANTIAGO, República Dominicana.- Haitianos residentes en el barrio San José La Mina de esta ciudad se defendieron  de las acusaciones vertidas en su contra por los moradores de esta barriada, quienes los responsabilizan por el desorden y los hechos delictivos que se registran en la comunidad.
En ese sentido, dijeron que actúan injustamente los dominicanos que buscan confundir a los “mansos y cimarrones”, mayormente cuando se trata de los inmigrantes procedentes de Haití.
“Nos quieren acusar (a los haitianos) de actos vandálicos que nadie sabe quienes realmente lo hicieron. Nadie tiene pruebas”, manifestó Jude Anilus, un estudiante de medicina de la Universidad Tecnológica de Santiago (UTESA).
Él tiene alrededor de cuatro años viviendo en el país, específicamente en este barrio, y aunque está al margen de los acontecimientos, no entiende el por qué algunos dominicanos buscan desacreditar a todos sus compatriotas.
Los moradores de esta comunidad, ubicada en la parte sur de Santiago, insisten que expulsarán a la fuerza a los haitianos indocumentados que viven en esta zona si la Dirección General de Migración no procede a apresar y repatriar a los haitianos ilegales.
“Migración será responsable de lo que pueda ocurrir aquí si no saca a esos haitianos que están cometiendo fechorías”, sostuvo la ama de casa Hilda Gómez.
Los habitantes de San José La Mina dicen que los haitianos indocumentados lanzan heces fecales en los patios de escuelas, viviendas, comercios y otros lugares, por lo que temen que pueda convertirse en focos de transmisión del cólera.
Ayer, trascendió que las autoridades de Migración advirtieron que no permitirán que lugareños expulsen a los haitianos indocumentados.
El obrero haitiano Lima Alexandre, que tiene 20 años residiendo en este sector, no descartó que sean los propios dominicanos que cometan las indecencias con las heces fecales.
Señaló que durante las noches,  en un colmadón de la comunidad se juntan muchas personas a consumir bebidas alcohólicas y que luego salen de allí hacer sus necesidades fisiológicas, ya que en el lugar no hay baños, por lo que cree que son esas mismas personas que lanzan las heces en fundas plásticas  y no los haitianos.
De su lado, el pintor haitiano Ernes Cenoa, con once años en el país, padre de cuatro hijos, uno de los cuales nació en territorio dominicano, lamentó que muchos dominicanos creen que por que son negros y pobres los haitianos son todos delincuentes.
Saqueos
El estudiante haitiano Jude Anilus denunció que algunos dominicanos llaman a Migración para luego saquearles las viviendas a sus compatriotas que abandonen las viviendas por temor a ser repatriados.

5 Comentarios

Deja un comentario...