Compartir
Grismilda Sánchez

Miguel De Jesús

Especial/Caribbean Digital.- La conocí iniciando la década de los 80s,  siempre fue la más hermosa flor del Centro Educativo Católico Ana Delia Jorge donde cursábamos la educación media. Se dio a conocer en toda la ciudad por su participación en los festivales de la voz.

Grismilda Sánchez
Grismilda Sánchez

Grismilda  Sánchez, la del pelo largo, la que se paseaba en la moto de su padre y se robaba todas las miradas de los maeños. Sin lugar a dudas, ella, dueña  absoluta de la belleza natural  más sublime bajo el atardecer de nuestro pueblo.

Junto a su familia decidió buscar nuevos horizontes y emigraron a los Estados Unidos de Norteamérica .Se convirtió en madre de 3 hijos  que asume su papel con  responsabilidad trabajando de Sol a Sol para garantizar a sus retoños lo mejor.

Su otro papel estelar en la vida es el de hija. Grismilda ha procurado vivir siempre cerca de sus padres, atenta al cuidado y toda clase de mimos para sus progenitores, su amor por Don Adolfo Sánchez y Doña Mercedes Bueno es incondicional.

Sin importar el cansancio al salir de su trabajo el cual conocemos y sabemos las horas de pies  que tiene que permanecer y la responsabilidad del mismo, aún así, antes de ir a su casa visita el hogar de sus antecesores.

La prisa de Nueva York  y las pruebas difíciles que ha tenido que superar no han podido apagar esa llama de amor incondicional  que ella lleva en su Corazón para los que le dieron la vida y siempre tiene tiempo en su apretada agenda diaria para susurrarles un te quiero .

Grismilda pone música en un compás exacto y luego eleva su canto de ternura para armonizar las horas de los protagonistas de sus días. Besos, abrazos, sonrisas y un café al final de cada tarde son los elementos que adornan el tributo para los que le dieron la mejor herencia, “la honradez”.

Escribo este momentito de hoy, para que sirva  de ejemplo a hijos que pierden de vista a sus ancianos creadores y cuando mueren quieren hacer lo que en vida pudieron y no hicieron. Por llenar de optimismo y colores el ocaso en la vida de Don Adolfo y Doña Mercedes.”Grismilda Sánchez, es una joya para dos padres de oro”.

No hay comentarios

Deja un comentario...