Compartir

JOSE RAFAEL SOSA

SERVICIO ESPECIAL

Gramado. Si se le ocurre preguntar por la ciudad del mundo que mejor atesora y cultiva las hortensias , si la interrogante fuera sobre la ciudad de América latina que tiene la mejor devoción popular por el chocolate artesanal de un sabor capaz de marcar par siembre el gusto del visitante y completar su tríada de interrogantes si se atreviera a indagar sobre la ciudad brasileña de más plácido panorama en el que se regodean los tonos del millón de verdes que asaltan la vista tan pronto se llega, esa ciudad es Gramado. No otra parecida.brasil

Gramado no es una ciudad. Cuando el visitante,  inadvertido de lo que es realmente,  la selecciona como destino, provocado y seducido por las fotos y las referencias de los siempre interesados en vender pasajes y tours,- agencias y operadores – no tiene idea exacta del lugar al que estará llegando.

Gramado es un paraíso de profunda vocación europea, sobre todo alemana e italiana, con unos ambientes naturales de un verde que se desparrama en mil tonalidades, desde el de los prados en grama firmes en su verde claro, hasta las coronas de los árboles que tienen aquí su residencia imperturbable.

Ciudad reina del turismo, del turismo y el chocolate, en Brasil inicia el Festival 25 de Turismo, esta ciudad es el plato de miel turístico del Estado Rio Grande del Sur, a 115 kilómetros de Porto Alegre, capital del Estado, que desafía con la actitud amable de su gente (una amabilidad real, no de mercadeo del turismo local, aun cuando lo beneficia) , sus hortensias que florecen en mil  colores por doquier. Esta ciudad es la sede mundial de las hortensias.

En Gramados hay una pasión de años por el cultivo de las hortensias, que florecen en todas partes, en todos los colores.

En esta ciudad, impera el amor por la producción del chocolate artesanal de alta calidad, ofrecido en tiendas que tienen una arquitectura levantada en homenaje a las figuras  que nos refuerza desde el arte, y especialmente desde el -Cascanueces, del ballet clásico, mediante estatuas inmensas que llaman a abrevar en el universo pardo del sabor mejor trabajado de América Latina.

Un recorrido por esta ciudad es pasear por una belleza  paisajística señorial y admirable,  en ruta para llegar, en mucho tramo tiene parecido con la belleza panorámica de la Autopista a Duarte.

A Gramado hemos venido a participar en nombre de la Asociación Dominicana de Prensa Turística en el IV Foro Latinoamericano de Periodistas de Turismo y el 25 Festival de -turismo de la Gramado, que se inaugura este 7 de noviembre.

Estamos alojados en un hotel hacienda Pompas, en el que sentimos la conciencia que tiene el personal de la importancia de hacer sentir bien al recién llegado huésped. Pero el trato trasciende el buen trato. Lo que radica en el fondo es la conciencia de la importancia que tiene el turismo para la ciudad.

La ciudad nos ha asaltado con sus dones. Con su paisaje.  Con sus hortensias que son el motivo de decoración y perfume de esta urbe, adornando sus avenidas principales. Con sus chocolates artesanales. Con su paisaje natural del sin fin de verdes que refuerzan la esperanza de vivir.

No hay comentarios