Compartir
El ministro Administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta. Foto de archivo

Caribbean Digital

JIMANI.- El gobierno inició este lunes el pago de 16 millones de pesos correspondientes a jornales del mes de febrero de los obreros que trabajan en la construcción del nuevo poblado de Boca de Cachón.

El ministro Administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta. Foto de archivo
El ministro Administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta. Foto de archivo

Allí el ministro Administrativo comprobó que avanza a buen ritmo el proyecto del nuevo poblado, donde el sábado se originó un incidente que dejó como saldo un muerto, varios heridos y arrestados.

El Ministro Administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta Fernández, se trasladó a media mañana a dirigir el procedimiento de pago y negó que el gobierno tuviera atrasos considerables con los trabajadores.

El funcionario explicó que el sábado correspondía hacer efectivo únicamente el pago de jornales del mes de febrero –ascendente a 16 millones de pesos-  y que la sucursal del Banco de Reservas de Jimaní reportó que solo tenía en caja 10 millones, por lo que se decidió retardar el pago para este lunes.

Esta situación, dijo, motivó una protesta de los trabajadores de albañilería, que son unos 400, y luego una trifulca entre ellos mismos que degeneró en un incidente, lamentable.

Peralta Fernández, responsable del proyecto, ejecutado directamente por la Presidencia de la República, lamentó el suceso alegando que no tenía fundamento porque se trataba de un retardo de pago de corta duración y resaltó que la obra avanza a una velocidad  extraordinaria.

Afirmó que el gobierno cumple sus compromisos con ese proyecto, destinado a construir un  pueblo modelo para una comunidad con riesgos graves de ser anegada por las aguas desbordadas del lago Enriquillo.

El ministro José Ramón Peralta se reunió con los ingenieros y responsables de la ejecución de la obra, y comprobó que los trabajos en el nuevo poblado de Boca de Cachón marchan a buen ritmo.

El Ministro Administrativo de la Presidencia comprobó que este lunes los mil 700 obreros trabajaban normalmente y a todo vapor cumpliendo con un exigente cronograma que procura tener listo el nuevo poblado para fines de este mes.

Peralta se reunió con los ingenieros y responsables de la ejecución de la obra, una de las más ambiciosas del presente gobierno, la cual se proyecta que cambie la vida de miles de habitantes de la zona que circunda el lago Enriquillo.

El proyecto incluye 560 viviendas, 2 iglesias, 5 parques, 1 cuartel policial, 2 escuelas, 1 politécnico, 1 estancia infantil, 1 estación de bombero y 1 centro comercial.

Al término de su visita el funcionario aseguró que los trabajos están ejecutados en un 95 por ciento y que marchan a buen ritmo.

No hay comentarios