Compartir
Estudiante asesinado por la Policía en la UASD elvigilante.net/Acento.com.do

 

Carolina Batista

 

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-El Gobierno de Danilo Medina, que este 16 de noviembre cumple su tercer mes, se lleva el récord de haber generado más de 15 protestas populares que han dejado como resultados dos personas muertas y varias heridas en menos de 16 días.

Estudiante asesinado por la Policía en la UASD
elvigilante.net/Acento.com.do

El pasado cuatro de octubre el Consejo Económico y Social anunció al país que el año 2012 terminaría con un déficit fiscal de unos 187 mil millones de pesos, por lo que se hacía “indispensable” una reforma fiscal para “poder cumplir con los compromisos asumidos por Medina durante la campaña electoral”.

De inmediato la población alzó su voz en contra de las medidas impositivas que encarecerían la mayoría de los productos de consumo.

Decenas de personas protestaron en diferentes puntos el país y enviaron un mensaje claro al gobierno “ese paquetazo no lo pago yo”

Diferentes sectores de la población se mostraron opuestos al paquete de medidas y expresaron al gobierno su descontento quien respondió enviando al Congreso Nacional el proyecto de ley de reforma tributaria con leves modificaciones.

El pasado 30 de octubre inició la lucha de la sociedad en contra del aumento de los impuestos y exigiendo que se identifiquen a los responsables del déficit fiscal más grande de la historia dominicana y que estos sean sometidos a la justicia.

Decenas de personas protestaron en diferentes puntos el país y enviaron un mensaje claro al gobierno “ese paquetazo no lo pago yo”.

El Parque Independencia, la parte frontal del Palacio Nacional, el parque la Lira e importantes intersecciones del Distrito Nacional fueron algunos de los lugares donde los manifestantes se dieron cita para exigir al gobierno que revise los gastos antes de aplicar más impuestos.

Los manifestantes tuvieron como respuesta, la aprobación al vapor de los senadores al proyecto de ley de reforma tributaria en dos lecturas consecutivas, por lo que decidieron convocar a una marcha-protesta que partiría desde la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) hasta la parte frontal de Congreso Nacional el día 6 de noviembre, justo cuando los diputados conocerían el proyecto.

Sin embargo, luego de varios debates los diputados aprobaron en primera lectura y sin ninguna modificación el proyecto de Ley introducido por el Poder Ejecutivo.

Los legisladores conocerían dos días después, el 8 de noviembre, el proyecto en segunda lectura, lo que dio lugar a otra manifestación frente al Congreso Nacional.

Mientras los manifestantes protestaban, los diputados oficialistas aprobaron al vapor, sin ningún tipo de debate, el proyecto de ley que encarecería la mayoría de los productos de consumo masivos.

Esto desencadenó varias protestas de tono violento resultado muertos de manos de la Policía Nacional un estudiante de 21 años y una maestra de 52 años, en hechos separados.

El primero en caer abatido por los “agentes del órden” fue el estudiante de medicina de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD, William Florián, momentos en que se enfrentaban estudiantes y policías en las afueras del campo universitario.

Los estudiantes protestaban a pedradas y bombas caceras y la Policía Nacional le respondía con bombas lacrimógenas, perdigones y balas de gomas, hasta que estas se terminaron y uno de los agentes pidió le enviaran “tiros vivos”.

Fue así como uno de los agentes le quitó la vida al joven nativo de San Juan de la Maguana, que cursaba el sexto semestre de la carrera de Medicina.

Mientras familiares, amigos y compañeros de estudios lamentaban la muerte de William, al sur de la República Dominicana, en la provincia de Barahona, cayó herida de bala la maestra Ángela Moquete, también de manos de agentes de la Policía Nacional.

Según testigo del hecho Moquete salió de su casa con destino a donde su vecina momentos en que su sector Villa Estela, protestaba por la falta del servicio de Agua Potable desde hacía más de tres semanas, y un policía disparó “alegremente” impactando a Moquete.

La maestra murió dos días después en un centro asistencial de la ciudad de Santo Domingo, horas después de que fuera intervenida quirúrgicamente.

Ese mismo día, 8 de noviembre, se produjeron manifestaciones en el sector Capotillo, de la capital,  y en varios sectores de San Francisco de Macorís, entre protestantes y la Policía Nacional.

En horas de la noche un grupo de jóvenes decidió montar una vigilia en las afueras de la Fundación Global Democracia y Desarrollo, propiedad del ex presidente Leonel Fernández, por considerarlo “un ladrón” y el culpable del déficit fiscal más grande de la historia dominicana.

El 9 de noviembre, decenas de manifestantes de apostaron frente al Palacio de la Policía Nacional en protesta por el asesinato del estudiante William Florián. El Jefe de la Policía Nacional, José Armando Polanco Gómez, prometió identificar y someter a la justicia al agente que disparó contra el estudiante.

El domingo 11 de noviembre quedará en la memoria del mundo por la congregación de miles de personas de todas las edades y estratos sociales en el parque Independencia gritando a una sola voz “No al paquete, al paquetazo, abuzadorsazo, ladrón, ladrón, ladrón”.

Al mismo tiempo se escenificaba otra protesta en la Plaza de la Bandera que reunió decenas de personas en contra del paquetazo fiscal.

El martes 13 de noviembre, día en que Leonel Fernández, justificó el déficit fiscal dejado por su Gobierno, decenas de jóvenes decidieron regresar a FUNGLODE y montar otra vigilia en protesta por las “mentiras” del ex mandatario.

Esta vez el lugar fue resguardado por un fuerte dispositivo de la Policía Nacional que impidió el paso de los que protestaban de manera cívica, sin embargo permitió el paso a un grupo de encapuchados que arremetieron en contra de los jóvenes con golpes y pedradas.

Sumado a esto la Policía Nacional, que permitió los ataques, quiso “sofocar” la vigilia pacífica, lanzando bombas lacrimógenas y gas pimienta resultando afectado el periodista Jonathan Liriano del periódico El Caribe.

Las protestas en contra del paquetazo llegaron el 14 de noviembre a la parte frontal del Teatro Nacional, donde FUNGLODE inauguraba su festival global, sin embargo la Policía Nacional no les permitió la entrada a la Plaza de la Cultura de los dominicanos, por lo que tuvieron que protestar en las aceras.

Este 15 de noviembre los estudiantes de la UASD se disponían a marchar desde esa casa de estudios hasta el Palacio Nacional, cuando la Policía Nacional dispersó con bombas lacrimógenas a los estudiantes a su salida del campus universitario.

Al mismo tiempo decenas de mujeres protestaban frente al Congreso Nacional en contra de la aprobación del proyecto de reforma del Código Penal, por considerar que constituiría “un grave retroceso” para los derechos de las mujeres dominicanas.

En los últimos días República Dominicana ha sido tema de debate alrededor del mundo, el país ha estado bajo los ojos de  varios países que han dado seguimiento a todas las manifestaciones que han llevado a cabo los dominicanos en rechazo de las medidas impositivas.

Las imágenes aéreas de la multitud que se dio cita en el parque Independencia, la del estudiante de la UASD trasladado en un carrito de supermercado, la imagen del periodista con los ojos inflamados por gas pimienta, entre otras se han convertido en fotos icónica que representan la resistencia de un pueblo y la injusticia de las autoridades.

Mientras tanto gran parte de los dominicanos están a la espera de una respuesta del presidente Danilo Medina, esperan que hable al país y de una explicación de todo lo que ha sucedido en menos de 16 días.

Fuente: Acento.com.do

 

No hay comentarios

Deja un comentario...