Compartir
Leonel y Danilo.

Caribbean Digital

Escrito por Gustavo Olivo Peña/Acento.com.do

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-Cuando Danilo Medina Sánchez sea juramentado como presidente de la República Dominicana para el cuatrienio 2012-2016 encarnará las esperanzas de la mayoría del pueblo dominicano, que espera mejorar sus condiciones de vida, que se ponga freno a la corrupción y que se respeten y protejan de manera efectiva los derechos humanos y cívicos.

Leonel y Danilo.

Medina Sánchez, a quien se le han reconocido sus méritos como trabajador de la política y disciplinado funcionario estatal, tiene ideas claras sobre lo que piensa hacer en su gobierno, por lo menos para sentar las bases firmes para que las acciones de Estado sean algo más que improvisaciones coyunturales en vez de atacar las raíces de los males sociales.

En líneas generales sus propuestas de gobiernoconsisten en una reforma en la educación que, además de cumplir con la ley que ordena invertir en este renglón no menos del 4% del PIB (lo que él ha prometido que hará a partid de 2013), eleve la calidad y libre a la República Dominicana de ser la vergüenza continental en los informes y estudios más serios sobre el tema.

Asimismo, plantea impulsar de manera firme el turismo, en calidad de la oferta y en cantidad de visitantes (la meta que se ha propuesto son diez millones de turistas por año), y hacer que la demanda de bienes y servicios de esta industria sirva de “locomotora” del desarrollo nacional en producción de alimentos (agrícolas y pecuarios), empresas nacionales proveedoras de servicios que demanda la hotelería y  la industria manufacturera tradicional. Todo esto para crear no menos de 500 mil nuevos empleos formales, bien pagados y estables.

No podrá echar la culpa al gobierno anterior. No sólo porque políticamente sería enfrentarse al líder del PLD, Leonel Fernández, sino porque sería hasta ridículo buscar una excusa tan poco seria a estas alturas

Promete una reforma fiscal de gran alcance, que más allá de crear nuevos impuestos y de elevar las tasas de los existentes, mejorar la administración de los recursos por parte del Gobierno, disminuya el gasto público y baje la evasión. Esta reforma, según ha planteado el hoy presidente electo, se haría de común acuerdo con los diversos sectores de la sociedad (Estado-partidos-empresarios-trabajadores).

Sobre la transparencia en el Estado y el combate a la corrupción, las promesas del presidente Danilo Medina han sido firmes y reiteradas: Usar el “látigo” contra los corruptos; pedir explicaciones claras a los funcionarios señalados como corruptos, y destituirlos y someterlos si no pueden responder; gobernar con la ética y los principios de Juan Bosch.

No habrá excusas para Danilo Medina ni para el PLD

El economista Danilo Medina Sánchez llega al poder con todo a su favor para gobernar y hacer realidad sus ideas y promesas.

1-No tendrá que dedicar tiempo a asuntos electorales, porque debido a las reformas que se aprobaron en la Constitución proclamada el 26 de enero de 2010, los presidentes no pueden reelegirse, sino volver a aspirar cuatro años después de haber dejado el poder.

Fruto de esas mismas reformas, las elecciones presidenciales, las legislativas y las municipales de nuevo volverán a celebrarse el mismo año. En el artículo 209 de la Constitución ordena que las elecciones de Presidente, Vicepresidente y Representantes Legislativos y Parlamentarios de Organismos Internacionales (PARLACEN) serán celebradas el tercer domingo del mes de mayo. Y las elecciones de las autoridades Municipales, el tercer domingo del mes de febrero.

Esta nueva modalidad quita preocupación al presidente Medina, que no tendrá que atender asuntos políticos partidistas al unísono con sus tareas de gobierno. De igual manera, disminuirá la “tentación” de hacer un uso politiquero de los recursos del Estado, que casi siempre se presta a corrupción, a falta de transparencia y tiende a relajar la disciplina en el uso del gasto público, generando déficit y otros problemas.

2-El Partido de la Liberación Dominicana cuenta con el control prácticamente absoluto del Poder Legislativo, con 31 de los 32 senadores; con 102 de 173 diputados, 92 de 155 alcaldías y 10 de 20 diputados al Parlamento Centroamericano (PARLACEN).

El PLD domina también el Consejo Nacional de la Magistratura (que nombra los jueces), y recientemente reformó la composición de la Suprema Corte de Justicia y promovió y nombró nuevos jueces en otros tribunales importantes. Asimismo, nombró a los miembros del nuevo Tribunal Superior Electoral, en los cuales colocó una mayoría afectos a sus intereses políticos.

3-La administración de Danilo Medina Sánchez será la tercera consecutiva del PLD. Esto quiere decir, que tendrá la oportunidad de hacer realidad una parte de su lema de campaña: “Continuar lo que está bien”, o lo que es lo mismo asegurar la continuidad de los asuntos de Estado sin ningún contratiempo. No podrá echar la culpa al gobierno anterior. No sólo porque políticamente sería enfrentarse al líder del PLD, Leonel Fernández, que ha gobernador en los últimos ocho años, sino porque sería hasta ridículo buscar una excusa tan poco seria a estas alturas.

Lo que ahora existe en la administración del Estado dominicano no es ajeno al presidente electo y a su equipo, pues se trata de funcionarios con doce años de experiencia (el cuatrienio 1996-2000 y los cuatrienios 2004-2008 y 2008-2012), lo que tiene de ventaja que no tendrán que destinar tiempo a aprender cómo se gobierna y se administran lo asuntos públicos.

4-Medina llega al poder con una parte importante del empresariado grande y mediano que lo apoya, liderado por Antonio Isa Conde, que dirigió los trabajos políticos del sector externo. Pero al mismo tiempo, cuenta con el apoyo de una parte importante del movimiento obrero organizado, a través del Frente de Trabajadores con Danilo, en el que están Rafael (Pepe) Abreu, presidente de la Central Nacional de Unidad Sindical (CNUS), Gabriel del Río, de la Confederación Sindical Clasista (CASC), y Jacobo Ramos, de la Central Nacional de Trabajadores Dominicanos (CNTD), entre otros.

5-La situación externa no puede ser una excusa, porque una parte importante de la campaña del PLD se basó en afirmar que Danilo Medina y el PLD constituían la garantía de una administración eficaz y estable en caso de una crisis internacional, y que, por el contrario, si hubiera gobernado Hipólito Mejía con la crisis internacional de 2008, el precio de la gasolina se habría elevado a no menos de 500 pesos el galón.

6-La oposición formal, la que es tarea y responsabilidad de los partidos del sistema, como el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), tiene grandes debilidades y está disgregada.El PRD necesita resolver sus graves problemas internos. De la dirección colegiada, que operó con éxito tras la muerte de José Francisco Peña Gómez, queda poco o nada. Al parecer, no habrá lugar para la coexistencia de dos liderazgos contrapuestos como los de Hipólito Mejía y Miguel Vargas Maldonado, y la confrontación luce inevitable.

Por otro lado, no parece viable en lo inmediato que se pueda construir una tercera opción fuerte de poder político. Los resultados de las elecciones son reveladores para los partidos pequeños. Por su lado, el movimiento popular, urbano y campesino, tiene capacidad para protestar, convocar a una huelga y para lograr respuestas a temas locales, inmediatos, de una comunidad, pero no para obligar al gobierno a sentarse a negociar y a ceder en sus políticas generales.

Vistas así las cosas, Danilo Medina Sánchez, el primer economista que se convierte en presidente de la República Dominicana, no tendrá excusas para no cumplir con sus propuestas de gobierno y sus promesas de campaña.

De no llenar las expectativas de la población que le apoyó en las urnas, en pocos meses su administración cargaría multiplicado el desgaste que ya acusa la actual gestión del presidente Leonel Fernández, y podría desencadenar una situación de protestas con un liderazgo difuso, generándose una situación de ingobernabilidad y desestabilización del sistema político dominicano.

Fuente: Acento.com.do

3 Comentarios

  1. Asi es, confiamos en la buena cordura de Danilo, en su honestidad y transparencia, a trabajar con firmeza!!

  2. Estamos completamente seguros de que así será, Danilo Medina, nos presento una excelente propuesta de gobierno, la democracia lo eligió porque creyó en un sueño, el es nuestra gran esperanza de continuar por el sendero del progreso y de la libertad, apostamos a su gran capacidad y liderazgo, este pueblo ha depositado en el nuestro futuro.

Comments are closed.