Compartir
Vista eléctrica. Archivo.

Servicios/Caribbean Digital

El NARANJO, Santiago, RD.- El presidente Leonel Fernández dejó en servicio este jueves la Autopista Eléctrica Santo Domingo-Santiago, así como dos mega subestaciones, obras construidas por la Empresa de Transmisión Eléctrica Dominicana (ETED), con una inversión de 124 millones de euros.

Vista de la Autopista eléctrica en El Naranjo.

Se trata de la línea a 345 kilovatios de una longitud de 130 kilómetros de redes soportada en 325 torres de alta resistencia, la que enlazará la región del Cibao con el resto del país, contribuyendo a llevar energía en cantidad y calidad para el desarrollo de esa región.

Presidente corta cinta en el acto.

Las palabras centrales del acto fueron pronunciadas por el ingeniero Julián Santana Araujo, presidente de ETED, quien expuso la importancia de la obra que permitirá transportar toda la energía disponible en los centros de generación hacia los centros de distribución.

El funcionario comentó que la obra que hoy entrega el gobierno contribuirá además, a elevar el voltaje en un 30 por ciento en toda esta zona, mientras que también evitará la pérdida de energía “la Autopista Eléctrica Santo Domingo-Santiago” que es un gigante paso de avance hacia la solución del problema de la transmisión de energía en alta potencia en la República Dominicana”, manifestó Santana Araujo.

De su lado, el vicepresidente de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), Celso Marranzini, indicó que la autopista eléctrica constituye un hito en la historia del sistema energético nacional, ya que por primera vez escalamos a nivel de voltaje de los 345 KV.

“También, hemos logrado romper las barreras geográficas que impedían el suministro y venta  de electricidad desde los puntos con mayor capacidad de generación a la región del Cibao con una creciente demanda de potencia y energía pero baja generación”, sostuvo Marranzini.

El funcionario recalcó que también se trata de una autopista de telecomunicaciones que permitirá a compañías de esa área rentar el uso de las fibras para proveer servicios de telefonía, video conferencia y transmisión de datos entre el Norte y el Sur del país.

“La obra que hoy inauguramos es más que una autopista, es el metro del sector eléctrico, desde el cual la energía se distribuirá a todos los puntos de esta bella y próspera región”, indicó Marranzini.

En nombre del sector productivo e industrial de Santiago ofreció las palabras de gracias el empresario Eduardo Trueba Leyba, presidente de la Asociación para el Desarrollo Incorporada (APEDI), quien lamentó la cultura de no pago del servicio eléctrico de muchos dominicanos por lo que cada año el gobierno tiene que aportar grandes recursos en subsidio.

Adelantó que con esta autopista eléctrica y las dos subestaciones el servicio eléctrico mejorará sustancialmente tanto en calidad como en confiabilidad, “por lo que estamos altamente agradecido del presidente”.

Al bendecir las obras el arzobispo Metropolitano de Santiago, Ramón Benito de la Rosa y Carpio, dijo que la inauguración es una noticia positiva para todo el país confiando en que dará frutos positivos y abundantes para toda la región.

La actividad reunió en esta comunidad de El Naranjo a los ministros Administrativo de la Presidencia, Luis Manuel Bonetti; de Economía, Planificación y Desarrollo, Juan Temístocles Montás;  al senador Julio César Valentín, al gobernador provincial Raúl Martínez, así como a diversas personalidades ligadas al sector eléctrico nacional.

No hay comentarios