Compartir
Anders Behring Breivik en diferentes imágenes de Facebook y del vídeo de You Tube.

Caribbean Digital

Fuentes: EFE/El Nacional

Oslo. EFE. El autor confeso del doble atentado de Oslo, Anders Behring Breivik, reconoció hoy ante el juez instructor la autoría de la matanza, en que murieron 93 personas, y explicó que su objetivo era “castigar a la socialdemocracia” por “importar” musulmanes.

Anders Behring Breivik en diferentes imágenes de Facebook y del vídeo de You Tube.

“El detenido aseguró (ante el juez) que necesitaba perpetrar estos atentados para salvar a Noruega y a Europa occidental de los musulmanes y del marxismo cultural”, aseguró una portavoz del juzgado de distrito de Oslo en una comparecencia ante los medios tras la comparecencia del detenido ante el juez instructor.

Breivik explicó que con su acción buscaba “limitar” las posibilidades futuras del Partido Laboral (PA) noruego de acceder al poder, así como mandar una “señal fuerte” que “no pueda ser malinterpretada”.

Asimismo, el presunto autor de los atentados afirmó en su primera comparecencia judicial, a puerta cerrada, que tiene “otras dos células” en su organización, según informó el juez.   El sospechoso y único detenido hasta el momento en relación con el doble ataque reco

noció ante el juez instructor haber colocado el coche bomba en el barrio gubernamental de Oslo y haber tiroteado, tan sólo dos horas después a más de un centenar de los jóvenes de la isla de Utøya, de los que 86 fallecieron.   No obstante, Breivik se declaró “no culpable”.   Tras tomarle testimonio, el juez instructor decidió dictar prisión preventiva para Breivik.   El ultraderechista e islamófobo permanecerá cuatro semanas en completo aislamiento -sin recibir cartas, visitas o conceder entrevistas-, hasta el 22 de agosto, y al menos otras cuatro semanas en prisión preventiva, hasta el 26 de septiembre.

La fiscalía tiene la opción, no obstante, de solicitar la extensión de este período de prisión provisional para poder proseguir con la investigación, explicó la portavoz del juzgado de distrito de Oslo.   El juez consideró que estas medidas “no son desproporcionadas”, dados los crímenes de que se le acusan y los riesgos de fuga y de que se pierdan evidencias.

Número fallecidos isla podría bajar

Policía afirma deberá ajustarse a la baja en vista de las últimas revelaciones

Oslo. EFE. La policía noruega advirtió hoy de que podría reducirse en las próximas horas el número definitivo de fallecidos en la matanza de la isla de Utøya, en la actualidad situado en 86 víctimas.

El director de la policía noruega, Øysten Mæland, aseguró en declaraciones a la televisión pública NRK que el número deberá ser, con mucha probabilidad, “ajustado a la baja” en vista de las últimas revelaciones de la investigación.

Mæland reconoció que el actual número oficial de víctimas mortales se basa en una estimación inicial realizada el viernes por la noche, cuando la cifra de fallecidos saltó de 10 a 80 personas.

Por su parte, el autor confeso de los ataques, Anders Behring Breivik, tiene previsto comparecer a las 13 horas (11.00 GMT) ante el juez instructor del caso por el doble ataque del viernes en el barrio gubernamental de la capital y en la isla de Utøya en el juzgado de distrito de Oslo.

Su declaración se realizará al final a puerta cerrada, tal y como solicitó la policía, pese a que el acusado abogó por permitir la entrada de los medios.   Breivik, noruego de 32 años definido como un fundamentalista cristiano, islamófobo y ultraderechista, había solicitado la presencia de medios en su declaración con el fin de obtener una mayor repercusión para sus tesis.

El presunto autor de los atentados, que tiene previsto declararse “no culpable”, ya se confesó único responsable de la doble matanza ante la policía, a la que explicó que la tragedia fue “atroz”, pero “necesaria”, tal y como relató a los medios posteriormente su abogado, Geir Lippestad.

Además, su defensor explicó que Breivik aseguraba no sentir culpa por la masacre que había cometido, alegando que iba a ser el desencadenante de su “revolución”.

El pasado viernes por la tarde un potente coche bomba estalló frente al Ministerio de Petróleo y Energía de Noruega, matando a siete personas, y dos horas después un hombre disfrazado de policía irrumpió en el campamento de las juventudes socialdemócratas noruegas en Utøya y asesinó a tiros a al menos 86 personas, en su mayoría menores de 20 años.

UN APUNTE

Desmienten

BERLÍN. EFE.  La fiscalía de Breslau (Polonia) desmintió hoy la detención de un ciudadano en relación con los atentados.

No hay comentarios

Deja un comentario...