Compartir
-El ministro Ramón Ventura Camejo, la directora regional de Salud Pública, doctora Austria De la Rosa y el arzobispo Ramón Benito De la Rosa Carpio, reunidos en la Arquidiócesis de esta ciudad, donde trataron temas relacionados con el Hospital José María Cabral y Báez.

Servicios/Caribbean Digital

SANTIAGO.-El  ministro de Administración Pública, licenciado Ramón Ventura Camejo, y la directora regional del Ministerio de Salud Pública, doctora Austria De la Rosa, se  reunieron con el arzobispo Ramón Benito De la Rosa Carpio, al cual le solicitaron su  cooperación para que al Hospital José María Cabral y Báez sólo asistan los pacientes del tercer nivel, a través de una campaña de orientación, debido al proceso de remodelación a que será sometido ese centro asistencial.

-El ministro Ramón Ventura Camejo, la directora regional de Salud Pública, doctora Austria De la Rosa y el arzobispo Ramón Benito De la Rosa Carpio, reunidos en la Arquidiócesis de esta ciudad, donde trataron temas relacionados con el Hospital José María Cabral y Báez.
-El ministro Ramón Ventura Camejo, la directora regional de Salud Pública, doctora Austria De la Rosa y el arzobispo Ramón Benito De la Rosa Carpio, reunidos en la Arquidiócesis de esta ciudad, donde trataron temas relacionados con el Hospital José María Cabral y Báez.

Los funcionarios del gobierno le solicitaron al arzobispo De la Rosa Carpio que la institución religiosa, por la gran influencia que tiene entre millones de fieles, ayude en el proceso de orientación a través de sus diferentes Parroquias, para que los enfermos sean llevados a los centros asistenciales de primer o segundo nivel, según sean las prioridades, antes que al Cabral y Báez, debido a las dificultades que confrontará éste por el remozamiento que se le hará.

Informaron que es importante que los pacientes y sus familiares sepan que el Cabral y Báez es un centro de atención de tercer nivel y que sólo deben ser llevados los casos que los de niveles más bajos no están en condiciones de atender, según lo informó el periodista Luís Céspedes Peña.

“Un centro de primer nivel, por ejemplo, es donde no se interna personas, sino que se les ofrecen las primeras atenciones a los pacientes. Los hospitales de segundo nivel son como los periféricos del Ensanche Libertad o el Municipal de Tamboril, que sí interna”, manifestaron.

Después de concluida la reunión, los funcionarios de los Ministerios de Administración Pública (MAP) y de Salud Pública, salieron para las comunidades Inoa, El Rubio y Las Manaclas, para continuar con el trabajo de mejoramiento de la gestión de calidad de los servicios hospitales.

Declararon que el proceso de remozamiento del Cabral y Báez conllevará la destrucción de paredes y la construcción de otras ampliaciones, por lo que se requiere que el menor número de pacientes llegue a ese centro, en virtud de que no será posible atender a los que no son del tercer nivel. El arzobispo De la Rosa Carpio prometió cooperar en ese sentido.

Ventura Camejo destacó la importancia que tiene el que la Iglesia Católica se ligue al proceso de información a favor de los pacientes y demás interesados. El ministro del MAP dijo que si cada paciente va al centro asistencial que le corresponde, el Cabral y Báez tendrá menos problemas.

Observó que cuando se inicie el proceso de remodelación y ampliación, los médicos sólo podrán atender, con muchas limitaciones,  a los que corresponden a ese nivel.

Manifestó que si a una persona le duele la cabeza, no tiene que ir al Hospital Cabral y Báez, sino a un centro de atención del primer nivel. Dijo que los médicos que atienden a los enfermos del primer nivel saben si hay que remitirlos o no a un centro de segunda.

“Los hospitales de segundo nivel sólo deben enviar al Cabral y Báez los pacientes que son del tercer nivel”, dijo Ventura Camejo.

Declaró que los pacientes y sus familiares deben ser orientados sobre el proceso que se está ejecutando en el Cabral y Báez. Dijo que eso también ayudará a que los pacientes, según se vayan educando, asistan a los centros que les corresponde.

No hay comentarios

Deja un comentario...