Compartir

Caribbean Digital

Damasco,  (PL) Fuerzas del Ejército Árabe Sirio prosiguen este sábado la ofensiva contra reductos de las bandas armadas en varias partes del país, reportaron las autoridades.

En Azaz, en la provincia de Alepo, a 350 kilómetros al norte de la capital, el Ejército enfrentó a un grupo armado provocando la muerte y heridas a varios de sus efectivos, mientras eran destruidos seis vehículos artillados con ametralladoras y una ambulancia robada por los insurgentes.

Asimismo en la provincia de Homs, a 162 kilómetros al norte de Damasco, fuerzas sirias enfrentaron a un grupo armado que intentaba infiltrarse desde el Líbano por la zona de al-Sarhaniya, un área rural de al-Qseir.

En el enfrentamiento murieron decenas de infiltrados y por la parte siria perdió la vida un cabo y tres uniformados resultaron heridos, precisó una fuente del gobierno provincial.

Otros choques tuvieron lugar en Orontes, cerca de al-Qseir , y una banda armada incendió tierras de cultivo en la aldea de Al-Fulla, próxima a Houla.

Mientras socorristas y aldeanos trataban de extinguir las llamas, fueron atacados por una banda que causó la muerte de una persona y heridas a otra.

Por otra parte, varios opositores al gobierno fueron neutralizados cuando trataban de realizar una acción contra participantes en una mezquita en el barrio de Mezzeh, en el oeste de Damasco, durante las plegarias de los viernes.

Asimismo varias explosiones fueron escuchadas al mediodía del viernes en áreas de Damasco Campo al sureste de la capital, aunque se desconocen las causas de las mismas.

Esa región fue centro en los últimos días de operaciones de limpieza emprendidas por fuerzas gubernamentales contra grupos armados.

Por otra parte, una fuente que pidió el anonimato confirmó la deserción del general Manaf Tlas, vinculado a la Guardia Republicana y conocido del presidente Bashar al-Assad, aunque sin poder precisar hacia donde fue su huida.

La televisión siria presentó este viernes al terrorista Ali Khassem Mohammad, quien dijo ser miembro de una banda armada que atacó la clínica de Al-Khaaldieh en la ciudad de Homs, y asesinó a todos sus trabajadores.

Filmamos nuestro asalto y enviamos las imágenes al canal al-Jazeera, para difundirlas y acusar al Ejército de cometer al crimen, declaró el sujeto, quien además reconoció su participación en el contrabando de armas y de dispositivos de telecomunicación desde el Líbano a Siria.

El detenido planeó también que los grupos irregulares cuentan en sus filas con personas provenientes de Yemen y Líbano, quienes se especializan en la fabricación de artefactos explosivos que son utilizados en los coches-bomba.

Fuente: Prensa Latina

No hay comentarios

Deja un comentario...