Steve Francis fue la segunda selección del sorteo de 1999 por Vancouver.

La exestrella de los Houston Rockets Steve Francis está tan sorprendido como cualquier otra persona de que haya llegado a la NBA, diciendo que unos pocos años antes de ser seleccionado, vendía crack en la esquina de una calle.

En una historia para The Players ‘Tribune, Francis habló sobre su travesía. Él contó la historia de un viaje en avión a un juego con su compañero de equipo y futuro miembro del Salón de la Fama, Hakeem Olajuwon, cuando Francis era novato.

“Cuatro años antes de estar en el avión con Hakeem diciéndome que íbamos a comprar trajes de cachemira juntos, cuatro años antes de ir a jugar contra Gary Payton, estaba en la esquina de la Avenida Maple en Takoma Park, Maryland, vendiendo drogas fuera de la unión china”, dijo Francis.

Francis dijo que creció en Washington, DC, durante la epidemia de crack de los años ochenta. Su padre estaba en la cárcel y su madre había muerto. “El crack devastó a toda nuestra comunidad”, dijo Francis. “Fue como una plaga, hombre. Lo vi. Lo viví. Lo vendí”.

Francis siempre estuvo en baloncesto, pero no de la manera en que lo hacían otros. Apenas jugó en la escuela secundaria, luego accionó en un equipo de la universidad comunitaria en Texas.
Después fue a la Universidad de Maryland. Y a partir de ahí fue la segunda selección en el draft de la NBA de 1999.

“A los 18 años, estoy vendiendo bolsitas en la esquina de Takoma Park, y me roban a punta de pistola”, dijo Francis en el artículo. “A los 22 años, estoy siendo reclutado por la NBA, estrechándole la mano a David Stern”.

Francis, de 41 años, jugó nueve años en la liga. Ganó el Novato del Año en 1999-2000 con Houston y fue seleccionado para tres Juegos de Estrellas.

En 2001-02, promedió 21.6 puntos, 7.0 rebotes y 6.4 asistencias. Era uno de los mejores de la liga y parecía listo para ganar títulos de la NBA. Pero eso nunca pudo concretarse.

Fuente de noticia