Compartir
Francina es el Ángel que nos sacó del círculo de dolor en el que quedamos atrapados por la acción de 2 desalmados.

Miguel De Jesús

Locutor y Abogado Dominicano

Especial/Caribbean Digital

SANTIAGO, RD.- El viernes 23 de Noviembre del año pasado 2 delincuentes fueron los diseñadores y modistos que vistieron de luto ese fin de semana. Una bala disparada, sin preguntar entró a la cabeza de una joven Ingeniera Civil.

Francina es el Ángel que nos sacó del círculo de dolor en el que quedamos atrapados por la acción de 2 desalmados.
Francina es el Ángel que nos sacó del círculo de dolor en el que quedamos atrapados por la acción de 2 desalmados.

La noticia como pólvora corrió y a pocos minutos del sangriento hecho  nuestro país y el mundo conocían a Francina Hungría. La incertidumbre era si moriría o viviría. Resuelto esto, una interrogante nueva surgió, ¿podrá recuperar la vista?

Esfuerzos por profesionales de la salud de aquí y Estados Unidos dejaron abierta una esperanza la que al día de hoy aun tenemos. Ella sin ver la claridad  del día  ha llorado en silencio, sin embargo perdonó a sus verdugos.

El dolor físico no ha podido destruir  lo que ella es, una mujer valiente que en medio de la tempestad y en un terreno abonado por la impunidad ha sembrado una flor, la misma que a diario nos entrega cuando sonríe.

Ella es una fuente de belleza infinita que hoy se nos presenta como ejemplo vivo de que algo definitivo hay que hacer  para que la delincuencia no pueda entrar a la fiesta sagrada del amor familiar y por ende no pueda pasearse libremente por nuestras calles y avenidas.

Francina es el Ángel que nos sacó del círculo de dolor en el que quedamos atrapados por la acción de 2 desalmados cuyas vidas no valen  un centavo. Nuestra Heroína se aferró a la vida como náufrago a una tabla en medio de la Mar embravecida.

El pasado Lunes 4 de Noviembre ,29 años ella cumplió, no pudo ver el biscocho ni las velas que soplaba, no pudo ver el rostro de su madre y el resto de familiares y amigos que juntos fetejaban,pero pudo ver a Dios  su padre celestial que de fuerza y valor ha llenado su Corazón.

Hoy los honorables miembros del comité de los derechos humanos no recuerdan aquel Viernes 23 de Noviembre, último día que Francina vio los rayos del Sol.Dejemonos de doble moral  y hagamos lo que todos sabemos que hay que hacer para vivir en paz.

Leni Hernández mi adorada amiga prima hermana de Francina hoy se abrazó a mi Alma y juntos elevamos una oración de gratitud a nuestro creador por coronarla con los Diamantes más hermosos que nos permiten decirle al mundo,”Francina, se eleva con vuelo firme un año después” .

No hay comentarios