Compartir

Un monumento en honor al famoso ‘baile del caballo‘ popularizado por el cantante Psy instalado en el prestigioso barrio Gangnam de la capital surcoreana está siendo el blanco de numerosas críticas y comentarios sarcásticos por parte de los habitantes de Seúl.

La canción ‘Gangnam Style‘, que en su momento ostentó el récord del video más visto en YouTube, acumula cerca de 3 mil millones de reproducciones en el portal y se ha convertido en un verdadero ícono de la cultura popular coreana.

La idea de inmortalizar este éxito musical mediante una escultura surgió a finales del 2015 y no tardó en generar dudas y rechazo, tanto por su disonancia con el paisaje urbano como por su significado, que muchos habitantes encontraban confuso. Cuando se supo el costo del controvertido monumento para el presupuesto municipal, 400 millones de wons (350.000 dólares), el público reaccionó con indignación.

“Dicen que en Gangnam será instalado un monumento dedicado al ‘Gangnam Style’. Por 400 millones de wons. ¡¿Qué?!”, comentaba la noticia un tuitero enojado.

El propio autor del baile, Park Jae-sang, cuestionó la idoneidad de la estatua. El cantante, más conocido como Psy, reconoció que había logrado crear “una canción increíblemente exitosa que gustó a todo el mundo” y que se sentía “halagado” por la idea, pero también admitió que esa composición musical “era simplemente parte de su trabajo” y que el coste de erigir el monumento le parecía “excesivo“.

Finalmente, en abril de 2016 el monumento fue instalado frente al centro comercial COEX en Seúl. Como era de esperar, la ‘bienvenida’ que le dieron los habitantes y visitantes del barrio de Gangnam no fue demasiado cálida.

“Escultura de ‘Gangnam Style’, que cuesta 400 millones de wons. ¡Pero se ve horrible!“, sentenciaba un internauta.

“Monumento al ‘Gangnam Style’ frente al Coex. Parece como si invocara al diablo“, ironizaba otro usuario de Twitter.

Sin embargo, la escultura no parece generar semejante rechazo entre los visitantes extranjeros del país asiático, quienes no dejan pasar la oportunidad de sacarse fotos con el monumento de fondo. Tal es el caso de la banda británica Coldplay y del exvocalista del grupo Oasis, Liam Gallagher.

Eso sin mencionar a los turistas, muchos de los cuales consideran la escultura como una atracción imperdible de la ciudad.

Fuente de noticia

No hay comentarios

Deja un comentario...