El cuerpo de Luang Phor Pian, fallecido el pasado mes de noviembre a los 92 años, ha sido exhumado para cambiarle la ropa.

En la Red se han viralizado unas sorprendentes imágenes que muestran a un monje budista fallecido, que tras ser exhumado presentaba una sonrisa en su rostro.

De acuerdo con The Daily Mail, Luang Phor Pian murió de una enfermedad el pasado mes de noviembre en un hospital de Bangkok, Tailandia. El monje, oriundo de Camboya, tenía 92 años.

El medio señala que Luang Phor Pian había servido la mayor parte de su vida en un templo de la provincia de Lopburi, donde fue depositado su cuerpo tras el fallecimiento. Al extraerlo del ataúd dos meses después, sus seguidores quedaron sorprendidos por su buen estado de preservación y por la sonrisa en su rostro.

Según informes, los monjes exhumaron su cuerpo para cambiarle las vestimentas.

Fuente de noticia