Compartir
“Hoy nosotros en nombre del presidente Danilo Medina y del Fondo Patrimonial de las Empresas Reformadas (FONPER) le estamos haciendo entrega de una máquina industrial de costura para que Anny Belkis Santos y su familia sean autosuficientes para que puedan vivir de sus propios recursos”, dijo Rosa.

Servicios/Caribbean Digital

Santiago.- El presidente del Fondo Patrimonial de las Empresas Reformadas, licenciado Fernando Rosa, entregó una máquina de coser modelo industrial  a la señora Anny Belkis Santos, quien la había solicitado mediante una comunicación escrita.

“Hoy nosotros en nombre del presidente Danilo Medina y del Fondo Patrimonial de las Empresas Reformadas (FONPER) le estamos haciendo entrega de una máquina industrial de costura  para que Anny Belkis Santos y su familia sean autosuficientes para que puedan vivir de sus propios recursos”, dijo Rosa.
“Hoy nosotros en nombre del presidente Danilo Medina y del Fondo Patrimonial de las Empresas Reformadas (FONPER) le estamos haciendo entrega de una máquina industrial de costura para que Anny Belkis Santos y su familia sean autosuficientes para que puedan vivir de sus propios recursos”, dijo Rosa.

En la misiva explicaba que quería trabajar para ganar el sustento sus tres hijos. “Lo único que sé  hacer es coser, por lo que necesito una máquina para poder hacer cojines, cortinas, colchas, pantalones y otras prendas de vestir que aprendí en el curso de modista en los talleres de Progresando”, explicó

“Hoy nosotros en nombre del presidente Danilo Medina y del Fondo Patrimonial de las Empresas Reformadas (FONPER) le estamos haciendo entrega de una máquina industrial de costura  para que Anny Belkis Santos y su familia sean autosuficientes para que puedan vivir de sus propios recursos”, dijo Rosa.

“Me dijo una amiga ven a cogerme la medida para que me haga un juego de cortinas, y yo le dije que no tengo máquina, si tú te  espera para que la profesora me dé el permiso para yo hacértela, pero gracias les doy a Dios, al presidente Danilo Medina en la persona del licenciado Fernando Rosa, que me regaló mi máquina para yo trabajar”, narró Santos, con  palabras entrecortadas y con los ojos llorosos de alegría.

Dijo que va a seguir estudiando para hacer trajes porque le gusta la costura. La entrega de la máquina fue  hecha en la humilde vivienda en la calle 27 segunda número 101 de barrio Pekín en Santiago.

No hay comentarios