Compartir
Dr. Arcenio Estévez Medina. Archivo.

Dr. Arcenio Estévez Medina

Especial/Caribbean Digital

 

 

SANTIAGO, RD./    Cuando una fiebre dura más de tres semanas y no se sabe cual es su causa y si, además, el enfermo ha sido ingresado por más de siete días y en ese tiempo ha tenido más de 38 grados de temperatura corporal, se llama fiebre de origen desconocido.  Es un verdadero reto para cualquier médico que le preocupen sus pacientes y no debe descansar hasta quitarle este calificativo a la fiebre.

Dr. Arcenio Estévez Medina. Archivo.
Dr. Arcenio Estévez Medina. Archivo.

¿En qué pensar primero cuando hay este tipo de fiebre?

Las infecciones han sido encontradas como las causas más frecuentes de este problema de salud y dentro de éstas se hayan los procesos que afectan a la capa interna del corazón (endocarditis), infecciones de las vías biliares, tuberculosis, virosis, abscesos en el hígado y otros órganos abdominales.  Además, de las infecciones pueden dar origen a la fiebre de origen desconocido muchos tipos de cáncer.  También algunos problemas que afectan el tejido conectivo como la artritis reumatoide, el lupus y algunos trastornos que inflaman la pared de varias arterias.   Las reacciones producidas por muchos medicamentos pueden dar fiebre, de manera extraña algunas sustancias utilizadas para bajar la temperatura (antipiréticos) la suben como la dipirona.  Así lo demuestra una investigación realizada en Rusia que reporta la fiebre como efecto secundario en el nueve por ciento de las personas que consumen este fármaco.

¿Qué hacer cuando hay fiebre de origen desconocido?

Después de evaluar al enfermo el médico va iniciar los estudios de laboratorio clínico que considere necesarios para encontrar la causa del problema y empezar un manejo certero de la situación hasta tenerla controlada o resuelta.

También debe indicar los estudios de imágenes que puedan ayudar en su tarea de hacer un diagnóstico correcto, como sonografía, radiografía, tomografía axial computarizada, resonancia magnética y cualquier otro que considere importante.

Aunque no es lo ideal, en lo que se encuentra la causa de la fiebre, es bueno tratar de bajar la temperatura y no se descarta la utilización de medios físicos como el agua a temperatura normal y algunos antipiréticos, entre los que no se deben incluir los que contengan dipirona, que de hecho, ha sido prohibida en muchos países, entre ellos Australia, Alemania Federal, Noruega, Dinamarca, Singapur.  Todos fueron reportados en una lista de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).  Sin embargo, todavía en la República Dominicana y una gran cantidad de países, sobre todo tercermundistas, se siguen usando.

No hay comentarios

Deja un comentario...