Compartir

Adalgisa Germoso

Especial/Caribbean Digital


SANTIAGO, República Dominicana.- Hace algunos años escuché a través de medios de comunicación referirse a una enfermedad viral producida por una bacteria detectada en los estados unidos que acababa con la vida del ser humano en sólo 24 horas.

Pensé, que esa informaciones se habían quedado en un “decir”, pero ahora he comprobado que esta terrible fiebre ha penetrado en nuestro país de manera silenciosa y que cuando el caso se da en alguien que nos toca de cerca nos deja anonadados y nos quita el poder de asimilación.

Recientemente recibí  una  llamada para informarme que mi sobrino Juan Carlos Vásquez de 20 años de edad, estudiante de la carrera de Ingeniería electromecánica en UTESA había muerto fulminantemente,  algo asombroso, porque su estado de salud fue siempre estable, en medio del dolor me senté con su padre y le pedí me relatara como transcurrió todo. “El joven sintió fiebre cayendo la tarde del día 26 de diciembre, lo llevaron a un centro médico privado de esta ciudad, bajaron un poco su temperatura y lo despacharon hasta horas tempranas del siguiente día para hacerle  las pruebas de laboratorio necesarias, Juan Carlos  amaneció desmayado y lo trasladaron de emergencia al mismo centro de salud donde su cuidado fue intensivo hasta caer la tarde del día 27 cuando falleció.

En el acta de defunción el médico diagnosticó enfermedad viral contagiosa por eso fue entregado en un ataúd sellado.

Comentando el caso con diversas personas y refiriéndonos a características específicas que se dan, como por ejemplo, lo rápido que transcurre todo  y el color de piel bastante negra que adquieren los cadáveres, he podido determinar que esta  crónica enfermedad está  entre nosotros y lo peor del fondo es, que no sabemos como protegernos para que no nos sorprenda . Es importante resaltar que con relación al cólera y al dengue hay campaña de prevención y sabemos  como cuidarnos, pero de la fiebre 24 horas no se sabe nada.

Ojalá que la sociedad médica dominicana indague y nos oriente al respecto.

No hay comentarios