Compartir

Será en Las Bahamas, el 8 de diciembre y sabemos que, entre los presentes, estará Mario Vargas Llosa –porque Tamara Falcó, a la que alguna vez le han dicho su hermana y su madre que no dé tantos detalles a la prensa, lo contó en los Prix de la Moda de Marie Claire–. Ana Boyer (28) y Fernando Verdasco (33) ya están capilla.

Y si a finales de octubre conocíamos que será Pronovias quien firme el atuendo nupcial de Ana, ahora la revista ‘Corazón’ desvela, en exclusiva, que él será vestido por Pedro del Hierro.

Tal y como ha podido saber esta revista, el novio ultima las pruebas de su vestuario en casa de su suegra, Isabel Preysler (66), donde el tenista y su futura esposa se han trasladado a vivir recientemente para ahorrar para los fastos.

Fernando ha realizado pruebas con una chaqueta azul marino, chaleco en tono celeste y pantalones en blanco roto. Estas dos últimas piezas las tiene decididas, lo que podría cambiar es la chaqueta: si a Verdasco no le convence la mezcla de toda esta gama cromática, podría lucirla del mismo tono que el pantalón.

Entre otros datos que han ido publicándose con cuentagotas, sabemos que Ana ha elegido a su hermano Julio José como padrino y que Tamara y cuatro amigas ejercerán como testigos de la firma.

No hay enfrentamiento

También sabemos que los invitados llegarán un día antes a la isla caribeña y que será un acto relajado, sin normas rígidas, para que todos ellos puedan disfrutar y recordar con cariño el que debe ser el día más feliz de la vida de Boyer y Verdasco.

Además, la pareja ya se ha afanado en desmentir los rumores que aseguraban que la Preysler mantenía un enfrentamiento con la familia del que será su yerno. Como ven, todo idílico.

Como de cuento. Por eso la historia se merecía un protagonista principal que ejerciera de príncipe azul, aunque al final solo fuera el del celeste del chaleco.

Seguro que también te interesa…

Ana Boyer y Fernando Verdasco anuncian su boda

Ana Boyer y Fernando Verdasco se mudan a casa de Isabel Preysler

El paso hacia delante de Ana Boyer y Fernando Verdasco

Fuente de noticia

No hay comentarios

Deja un comentario...