Compartir
Félix Fermín, manager de las Águilas.

Caribbean Digital

SANTIAGO-.Félix Fermín pidió disculpa pública al país por sus declaraciones después del último juego de las Aguilas Cibaeñas ante los Gigantes del Cibao en San Francisco de Macorís, correspondiente al “round robin o Todos contra Todos” dentro del Torneo de Béisbol Otoño-Invernal dominicano.

Félix Fermín, manager de las Águilas.
Félix Fermín, manager de las Águilas.

Fermín fue entrevistado por el periodista Santana Martínez para sus programas “InfoDeportivas” y “Deportes Mundiales”, que se transmiten de lunes a viernes de 3:00 a 3:30 de la tarde y los sábados de 11 a 12 de la noche por TeleUniverso Canal 29, respectivamente. Fue reproducida la entrevista en el periódico La Información.

Asimismo, expresó que todavía no ha decidido si volverá a dirigir a las Aguilas para la próxima temporada, al tiempo de mostrarse insatisfecho por la labor del conjunto mamey en la recién concluída estación.

Entrevistado por un programa de Santo Domingo –Deportes en la Z-, un día después de que su equipo fue descalificado, Fermín, según informes, declaró “yo dirijo como me da la gana”, expresión que fue criticada por un sector de  la prensa capitalina.

“Quiero pedir excusas, si ofendí a fanáticos, a directivos de equipos, al sistema del béisbol, en sentido general”, proclamó Fermín al referirse al término utilizado en aquella ocasión.

En ese orden, Fermín planteó que, en sus 31 años de carrera, como jugador y dirigente, siempre ha sido una persona respetuosa de los fanáticos, la prensa, los jugadores y todo aquel que tiene que ver con el espectáculo beisbolero.

“Si ofendí les pido mis disculpa, reiteró. Y nada, Félix Fermín va a seguir trabajando”.

Con respecto al juego en sí, ratificó su posición  de que Juan Carlos Pérez estaba lesionado, lo mismo que Ricardo Nanita, a quienes decidió sacar de juego porque ya las Aguilas estaban descalificadas y quiso proteger a ambos jugadores.

Sobre Pérez, observó que este estaba jugando lesionado desde antes del “round robin” y que mantuvo eso callado porque no quería que los Gigantes de San Francisco, conjunto al que pertenece en el béisbol organizado, lo mandaran a parar, como había ocurrido previamente con Juan Lagares.

“Ya no hay intensidad de juego, el Licey había clasificado. Ellos –también Nanita- me pidieron que lo saque. Incluso el mismo training norteamericano me dijo, ya saca a Juan Carlos para que no se lesione más la muñeca, y yo lo saqué”, señaló Fermín.

Agregó que, al margen de esa decisión, la escuadra quedó relativamente igual y que
Adujo, que a seguidas, metió al lanzador Frank Batista que había hecho  un gran trabajado todo el año, y que entonces tenía calentando a Marcos Mateo  para cualquier eventualidad que se presentara, a quien definió como  su mejor  relevista.

“Este muchacho da un hit, un doble,añadió al describir la situación que se presentó en el momento, Frank tiró a tercera y tiró mal, el juego se empata. Qué culpa tiene Félix Fermín que se produjera esa situación…Leury García viene y toca, con dos strikes. Cuántas veces tú ve un juego de béisbol que un pelotero toque con dos strikes y le va bien, que no se ponche, eso es muy raro que ocurra”.

“Todo eso se dio,amplió, Pequero da hit, en tres y dos y nadie se dio cuenta de eso. Sólo se dan cuenta de que se apagó la torre –las luces-, que yo saco a dos peloteros importantes de nosotros, que están lesionados, ya nosotros no íbamos para ninguna parte. Si ellos están en un cien por ciento, yo los dejo jugando”, señaló.

Fermín se quejó de que se ha  especulado mucho sobre ese partido (que ganaron los Gigantes 6-5) y que se le ha acusado de cosas, con las cuales, inclusive, él no tiene nada que ver, y puso como ejemplo el caso  del apagón que se registró esa noche.

Aún no se decide

En otro orden, el dirigente más ganador de la pelota dominicana, con cinco coronas nacionales y tres Series del Caribe, afirmó que todavía no se decide si volverá el año venidero con las Aguilas y que necesita reflexionar unos días en ese sentido, para luego tomar una determinación.

Con relación al desempeño de la franquicia dijo estar insatisfecho y que, en una escala del uno al 10, le daba un cuatro, tras estimar que con el material que tenía pudo haber llegado más lejos.

En ese orden, atribuyó la no clasificación al hecho de que, en momentos claves, se cayó el pitcheo abridor y la defensa, lo que también se unió a las lesiones de jugadores importantes.

Sin embargo, externó que no culpaba a nadie en particular y asumió la responsabilidad de lo ocurrido, a la vez que reconoció a la labor de Starlin Javier, como gerente general, y Kilvio Hernández, como presidente de las Aguilas Cibaeñas, de quienes dijo “hicieron su trabajo, pero las cosas no salieron en el terreno como se esperaba”.

Irá México

En torno a sus planes inmediatos, anunció que en los próximos días volará a México, junto a su equipo de trabajo, en donde dirigirá por tercer año consecutivo a los Delfines de Ciudad del Carmen.

No hay comentarios

Deja un comentario...