Compartir

Por Rose Mary Santana

 Especial/Caribbean Digital

Miami, Florida – Oficiales de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en ingles) incautaron  6,42 kilos (14 libras) de cocaína encontrada dentro de una camioneta marca Mazda a bordo del ferry en Puerto Rico, que viaja desde la República Dominicana a la Isla del Encanto.

 

Durante las inspecciones de entrada de vehículos de pasajeros en el Puerto de San Juan que a bordo del M / V “Caribbean Fantasy”, un perro de la Unidad Canina, K-9 “alertó de la posible presencia de narcóticos” a bordo de una camioneta Mazda B3000 con tablilla de Puerto Rico. Una radiografía del vehículo confirmó la alerta a los oficiales federales del CBP, según nota de la referida agencia.

“Después de una búsqueda minuciosa del vehículo, los oficiales de CBP encontraron 10 paquetes de cocaína en el bed-liner del interior del vehículo”.

Los oficiales de CBP arrestaron al conductor del vehículo, José Eduardo Rodríguez-Gómez, de 25 años, residente en  Bayamón, Puerto Rico.

Tanto el vehículo como los narcóticos contenidos en una bolsa de lona, trasladado a la unidad de investigaciones de Seguridad Nacional (HSI,) del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE,) para fines de custodia e investigación de fondo.

También las agencias informaron del arresto de  otras dos personas presuntamente involucradas en el negocio de contrabando, las cuales fueron identificadas como Aida Pérez Amador, de 53 años, y Alejandro Peña Guzmán, de 43 años, ambos residentes en San Juan, Puerto Rico. Los detenidos tuvieron hoy su primera comparecencia ante el Juez Marcos Lopez.

“Hemos aumentado nuestra inspección de aeronaves y embarcaciones marítimas a través de una gestión de riesgos basada en cerrar las rutas de los contrabandistas”, indicó Marcelino Borges, director de operaciones de campo para Puerto Rico y las Islas Vírgenes de los EE.UU.

“Estos arrestos y decomisos debe enviar un mensaje a aquellos que piensan que pueden utilizar nuestros puertos de entrada para el contrabando desde el extranjero”, dijo Ángel Meléndez, agente especial a cargo de la HSI San Juan.

“Vamos a seguir trabajando con la CBP, y todos los miembros de la iniciativa BEST para identificar, arrestar y enjuiciar a los traficantes de drogas.”

CBP utiliza métodos sofisticados para identificar y seleccionar la carga de alto riesgo, incluyendo la información electrónica avanzada de todos los envíos de carga al país y antes de que llegue a cualquier puerto dentro de los Estados Unidos.

“La misión dual de CBP es facilitar los viajes en los Estados Unidos, mientras que se aseguran nuestras fronteras, nuestra gente y nuestros visitantes de aquellos que puedan causar daño, como terroristas y armas terroristas, criminales y el contrabando. Los oficiales de CBP se encargan de hacer cumplir no sólo las leyes de inmigración y aduanas, sino de hacer cumplir más de 400 leyes de otras 40 agencias federales como forma de cooperación mutua”, según añade el organismo.

 

No hay comentarios

Deja un comentario...