Compartir
Iván de Jesús García.

Servicios/Caribbean Digital

SANTO DOMINGO.-La Federación Dominicana de Comerciantes (FDC) acusó al ministro de Agricultura, Salvador Jiménez (Chío), de auspiciar un Cártel de Importadores que, en parte, es responsable de los incrementos de precios que se producen actualmente.

Iván de Jesús García.

El ingeniero Iván de Jesús García dijo que ese cartel está compuesto por cinco a seis personas que son a quienes el ingeniero Salvador  Jiménez  les ha dado el control de todas las importaciones de alimentos que se traen al país.

Puso como ejemplo el caso del ajo, que es uno de los productos cuyos precios se han disparado últimamente, que por cada libra que se trae al país el importador se gana 65 pesos.

Entrevistado por Héctor Herrera Cabral en el programa D`AGENDA que cada domingo se difunde por Telesistema Canal 11, el dirigente comercial explicó que dicho cártel se gana más del 200 por ciento de lo que les cuesta ese producto a los consumidores en cualquier país del mundo.

Agregó que lo que sucede con el ajo se repite con otros rubros importados los cuales son vendidos a precios exorbitantes y eso cuenta con la componenda de Chío Jiménez.

“Ese es un cartel que oscila entre cinco y seis personas que controla la importación de todos los alimentos que se importan al país y que manejan los precios a su antojo, y eso cuenta con la anuencia del ministro de Agricultura”, reiteró el presidente de la Federación Dominicana de Comerciantes.

Iván García acusó también al ministro de Industria y Comercio José Ramón Fadul de tener una actitud de desprecio hacia el comercio organizado ya que en los tres años que lleva al frente de la cartera solamente se ha reunido con ese sector en dos ocasiones y es cuando ha habido alzas de precios como sucede en la actualidad.

“Para el señor Monchy Fadul poderse reunir con los dirigentes de los comerciantes tiene que ser por una orden que le llegue del Palacio Nacional porque ese funcionario no es capaza de planificar la necesidad alimentaria del país en un momento de tanta incertidumbre de la economía mundial”, dijo el dirigente comercial.

Rechazó que los comerciantes sean los responsables de las alzas que se están produciendo en la actualidad como sostiene Jiménez, y dijo que con su denuncia  pretende encubrir a los industriales y productores agropecuarios.

Explicó que las alzas que se han producido en los precios del arroz, pollo, aceite, azúcar, pastas alimenticias y ajo entre otros rubros se debe a que tanto los productores agropecuarios como los industriales e importadores han dispuesto esos incrementos.

Dijo que los precios se han incrementado en un 15 por ciento y en ese mismo porcentaje se han caído las ventas.

Asimismo, el presidente de la FDC dijo que con la llegada de Celso Marranzini a la CDEEE el sector eléctrico ha retrocedido

El ingeniero Iván de Jesús García dijo que contrario a lo que se vendió, la llegada de Celso Marranzini a la Corporación de Empresas Eléctricas Estatales ha significado un retroceso para el sector eléctrico del país.

El presidente de la Federación Dominicana de Comerciantes sostuvo que ahora hay más apagones y las facturas llegan cada vez más elevadas.

Explicó que en la actual gestión el único sector que ha salido altamente beneficiado es el de los generadores.

Comerciantes apoyan aumento salarial

La Federación Dominicana de Comerciantes favoreció que se produzca un incremento general de salario para todos los trabajadores.

El ingeniero Iván García dijo que con esa medida se recompensa la pérdida del poder adquisitivo de la clase trabajadora.

Sin embargo, el dirigente comercial demandó la eliminación de las prestaciones laborales.

Explicó que con la puesta en vigencia de la Ley de Seguridad social que protege a los trabajadores al momento de su retiro y en caso de que sean despedidos, ya las prestaciones laborales no tienen razón de ser.

“Apoyamos un alza general de salarios para que los trabajadores recuperen su poder adquisitivo, pero demandamos la eliminación de las prestaciones laborales”, apuntó Iván García.

No hay comentarios