Compartir

HOUSTON. Para José Altuve, el 2017 fue un año inolvidable con los Astros ganando su primer título de Serie Mundial. El venezolano también siguió aumentando su legado al convertirse en apenas el segundo Jugador Más Valioso en la historia de la franquicia de Houston.

Esta semana, miles de fanáticos volvieron a celebrar en grande cuando Altuve firmó autógrafos y se tomó fotografías en una tienda deportiva en el área de Houston. Fue la primera presentación pública del intermedista desde que fue reconocido con el Premio al Jugador Más Valioso de la Liga Americana y los aficionados le dieron una bienvenida digna de un héroe, con todo y cantos de “MVP”.

“Me sorprendió”, expresó Altuve. “No esperaba esto. La verdad es que agradezco todo el apoyo que los aficionados me han dado durante mis siete años con los Astros. Los fans en Houston son los mejores. Son el mayor motivo por el que ganamos la Serie Mundial. Queríamos darle un título a Houston”.

Sólo se regalaron 300 boletos que garantizaban un autógrafo gratis y los fanáticos comenzaron a hacer la fila más de un día antes, para asegurar su entrada. Al menos 100 aficionados ya estaban esperando con bastante entusiasmo, pese a la larga espera.

Aunque el hecho de ser primeras en la fila significaba más de 30 horas de espera, incluyendo dormir en una tienda de campaña en bajas temperaturas, Danielle Dunavante de 17 años de edad y su madre Ali, de 53, dijeron que valió la pena la espera.

“Es nuestro ídolo”, manifestó Danielle acerca de Altuve. “Solamente quería decirle lo que significa para nosotras”.

“Se trata de José Altuve”, agregó Ali. “Es la chispa de los Astros”.

Pero Altuve afirma que el compartir con los aficionados de Houston es la mayor recompensa. “Para mí, ellos son los mejores fanáticos del mundo”, declaró Altuve.

En su carrera, Altuve ha sido convocado cinco veces al Juego de Estrellas y viene de ganar su tercer título de bateo (segundo consecutivo) en el 2017, tras encabezar las Grandes Ligas con promedio de .346. También encabezó el Joven Circuito con 204 imparables, a la vez que produjo 24 jonrones, 81 remolcadas y 32 estafadas. Pero incluso con aquellas estadísticas, el segunda base sigue señalando el esfuerzo de sus compañeros como la clave de su éxito.

“Es difícil sentarme y pensar que soy el JMV de la Liga Americana”, reconoció Altuve. “Me siento muy contento por el honor. Pero pienso que mis compañeros me hicieron un JMV

Source link

No hay comentarios

Deja un comentario...