Compartir
Andreu Vivó, gimnasta catalán de 34 años.

Caribbean Digital

 

 

Andreu Vivó, gimnasta catalán de 34 años, ha fallecido repentinamente en la madrugada del 30 al 31 de diciembre de 2012. Había salido a correr con un compañero y cayó desplomado. Se le practicaron primeros auxilios y se intentó su reanimación, pero ingresó sin vida en el Hospital de San Joan de Déu.

 

El deporte español despide al 2012 envuelto en la tragedia. Andreu Vivó, uno de los gimnastas más reconocidos de España y olímpicos en Sydney 2000, perdió la vida mientras practicaba deporte en Collbaix con un compañero, tal y como ha informado el diario catalán ‘Regió7’.

Andreu Vivó, gimnasta catalán de 34 años.

El deportista manresano empezó a sentirse mal al llegar a la cima del Collbaix, y al comenzar el descenso cayó al suelo desplomado. Su compañero alertó al SEM (Sistema de Emergencias Médicas en catalán), pero tardaron en llegar debido al difícil acceso del lugar en el que se encontraban, y cuando se le prácticaron las maniobras de reanimación. A la una de la madrugada ingresó ya muerto en el Hospital de San Joan de Déu.

Trayectoria envidiable

Vivó era uno de los gimnastas más reconocidos de España, compartiendo cartel en eventos internacionales con deportistas de la talla de Gervasio Deferr, Rafa Martínez, Manuel Carballo, Isaac Botella o Víctor Cano. Comenzó a adentrarse en el mundo de la gimnasia a los cinco años en el Gimbe de Manresa, y después entró en el gimnasio Claret-GyC. En 1989, con once años, se proclamó campeón de España alevín por equipos.

Tres años después llegó al Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat, entrando así en el equipo nacional. En los Juegos Mediterráneos de 1997, disputados en la localidad italiana de Bari, Vivó conquistó el oro en barras paralelas y la plata por equipos. En 1998 se llevó el bronce en el Europeo de San Petesburgo, de nuevo en barras paralelas, su aparato preferido.

En Sydney 2000 se quedó cerca de obtener el diploma olímpico, ya que finalizó undécimo tanto en paralelas como en la competición por equipos. Dos años más tarde concluyó séptimo en paralelas en el Mundial de Debrecen (Hungría), pero no fue seleccionado para acudir a Atenas 2004. Entre sus últimos logros destacan oro por equipos en los Juegos Mediterráneos de 2005 celebrados en Almería, así como el segundo lugar en paralelas en la prueba de la Copa del Mundo de Cottbus (Alemania) en 2007.

 

Fuente: http://es.eurosport.yahoo.com

No hay comentarios