Compartir

Rafael Toribio, Rafael Alburquerque, Ernesto Selman y Magdalena Lizardo durante el diálogo Intec sobre seguridad social. D. Polanco

Economistas, líderes sindicales y legisladores coincidieron ayer en que una reforma a la ley 87-01, de Seguridad Social, debe eliminar el esquema de comisiones por administración de los fondos de pensiones y sustituir el sistema de capitalización individual existente por uno mixto de dos pilares que garantice a los trabajadores una pensión digna.

Durante el segundo Diálogo para la Acción (DIA) “Seguridad Social: reformas necesarias”, organizado por el Instituto Tecnológico de Santo Domingo (Intec), los distintos actores y expertos en el tema presentaron propuestas para mejorar la legislación y hacer frente a los retos para alcanzar la universalización de la cobertura, mejorar la gobernanza del sistema, actualizar el catálogo de prestaciones, mejorar la mensualidad que recibirán los pensionados al retirarse, aplicar el seguro de desempleo, entre otros aspectos que generan incertidumbre.

En el debate, el exvicepresidente de la República y experto en materia laboral, Rafael Alburquerque, junto al diputado Ramón Cabrera, el sindicalista Rafael (Pepe) Abreu y el cientista social Matías Bosch coincidieron en la necesidad de eliminar las excesivas ganancias de las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) por regentar los ahorros de los trabajadores, que actualmente superan el 25%.

Alburquerque manifestó que lo que impera actualmente en el país es un negocio asegurador y no un verdadero régimen de seguridad social, por lo que planteó un sistema mixto de reparto tomando en cuenta que la población dominicana es relativamente joven y no existe un mercado o bolsa de valores, que es donde realmente cabe un sistema de capitalización individual.

En ese mismo orden de ideas se inscribió Matías Bosch, quien resaltó que a pesar de que la seguridad social está consagrada como un derecho fundamental en la Constitución dominicana, en la práctica es un negocio lucrativo que sólo favorece al sector financiero local.

En tal sentido, dijo que en países como Chile, en cuyo modelo se basó el sistema dominicano, se abocan a una modificación con una propuesta técnica basada en el sistema de reparto obligatorio con reservas técnicas y deja a las AFP como una opción voluntaria.

El economista e investigador Apolinar Veloz también entiende que el sistema actual no es viable y como Matías Bosch cree que con la ley aprobada en 2011 se hizo lo que “políticamente convino a los intereses bancarios”. También advirtió sobre el riesgo que implica que los fondos se inviertan principalmente en la colocación de bonos de deuda en el Banco Central.

Extrapolar experiencia uruguaya

El diputado Ramón Cabrera considera que se debe extrapolar la experiencia de Uruguay que tiene un sistema previsional mixto que por un lado mantiene el ahorro individual, pero también contempla una base de reparto estatal.

Por su parte, el economista Ernesto Selman manifestó su rechazo al sistema de reparto, alegando que el país ya tuvo un régimen de esa naturaleza con el Instituto Dominicano de Seguros Sociales y no fue viable ni sostenible.

Dijo que la solución del problema está en mejorar la ley que tenemos, modificando algunos aspectos como las comisiones. No obstante, subrayó que solucionar el problema no solamente pasa por cambiar las reglas del juego, sino en atacar el desempleo estructural y la informalidad con políticas públicas y aumentando la presión tributaria.

Seguridad social debe contemplar informalidad

Magdalena Lizardo dijo que la seguridad social no puede pensarse al margen del funcionamiento de la economía y un mercado laboral en donde predomina la informalidad. Sostiene que para implementar una pensión solidaria como plantearon algunos, necesariamente debe tocarse el tema fiscal y llamó a repensar temas como el seguro de riesgos laborales, el pago a los hospitales entre otros aspectos. Asimismo, insistió en la necesidad de una educación financiera de la población que le permita conocer sus derechos.

Propone aumentar edad de retiro y cotizaciones

La fórmula del superintendente de Pensiones, Ramón Contreras, para atacar la baja tasa de reemplazo es aumentar la cotización de los trabajadores de un 8 a un 12.03% y aumentar la edad de retiro de 60 a 65 años. Asimismo, plantea la modificación del actual esquema de comisiones de las AFP y la diversificación de las inversiones para aumentar la rentabilidad de los fondos. Pepe Abreu dijo que el país está a tiempo de evitar lo que está sucediendo en Chile en donde hay protestas por la baja tasa de reemplazo de las pensiones.

Fuente de noticia

No hay comentarios

Deja un comentario...