Compartir

Redacción/Caribbean Digital

SANTIAGO, República Dominicana./ Con el cuento de que son “colaboraciones o que el presupuesto está agotado”, instituciones públicas y privadas, marcas de prestigio nacional y aspirantes a cargos electivos actúan de manera “discriminatoria” contra distintos medios de comunicación al momento de colocar su publicidad.

A partir de ese alegato que ya se ha convertido en una “farsa” mantienen su posición por meses y años, pero en cambio, no dejan de emitir muchísimas declaraciones y notas de prensa, favoreciendo a unos y excluyendo a otros a la hora de anunciarse.

Es un “espectáculo” que tiene que desparecer y quienes manejan presupuestos en las empresas y de los líderes políticos deben entender que si un medio determinado es bueno para promocionarlo también debería serlo cuando van a colocar su publicidad.

Al momento de pagar por un anuncio solo acuerdan con un grupito.

Los periódicos impresos, digitales, radio, televisión, son victimas de esa práctica.

Los medios de comunicación tienen un objetivo claro que es informar a la ciudadanía de la mejor manera posible, apegados a la verdad, pero también son empresas que requieren de la publicidad para mantenerse, tanto del sector público como privado.

Y ahí dependen para cubrir sus costos operacionales y pago de personal periodístico y administrativo.

Piensen en los demás y así tratan de cumplir con ese discurso que venden por una sociedad equitativa con iguales derechos y oportunidades para todos.

No hay comentarios

Deja un comentario...