Compartir
Eulogio Veras

Autor Miguel De Jesús

Locutor y Abogado Dominicano

Especial/Caribbean Digital

No es un artista ,político o funcionario público al que todos conocen, es sencillamente  un ser humano honesto y humilde que llena de orgullo a todos los que lo tratamos por su entrega a los demás y la solidaridad que le permite abrazar con el Alma a quien lo necesite.

Eulogio Veras
Eulogio Veras

Llegó a Santiago desde su natal ciudad de Partido Dajabón, en la Línea Noroeste. Su Primer trabajo fue como lavador de autos y después un señor al que le ponía su carro bonito le ofreció que trabajara en su empresa como vendedor de ropas y perfumes.

Miguel de Jesús
Miguel de Jesús

La misión era como vendedor ambulante recorrer los pueblos del Cibao y por mala suerte a pocos días de haber iniciado le robaron la camioneta llena de mercancías de un club donde fue a compartir con amigos.

Siguió su camino de manera firme hasta llegar a ser socio de la persona que le había empleado y así comenzó a traer a la ciudad Corazón a todos sus hermanos sirviendo de puente para el desarrollo de toda su familia.

Recto y firme va por la vida sembrando amor a cada paso, preocupado siempre por el bienestar y educación de sus hijos, bien temprano sale de su casa a trabajar pero para llegar no tiene hora pues procura honrar todos sus compromisos.

Es un ser especial de esos que pocos quedan, su sinceridad y lealtad son solo dos de los tantos principios que  enarbola y que lo hacen más grande entre los grandes. Compartir con él es lograr mágicos e inolvidables momentos.

Tiene una filosofía de vida aprendida en medio de precariedades y dificultades desde el mismo momento de su nacimiento entre tropiezos y desvelos en su pequeño mundo de pueblo donde solo soñaba sin alcanzar lo deseado.

Solo era pobre de dinero, él siempre fue rico de amor y felicidad compartida, hoy que ha construido para sus hijos un habitad y estilo de vida diferentes al que le tocó vivir, nos enseña cada día  las verdades y sabiduría que lo fortalecen en el diario vivir.

Por él le rindo culto a la amistad y digo al mundo el orgullo que siento al poder llamarle hermano, porque su amor al prójimo flota en el aire como paloma en vuelo de paz, mientras sus ojos abren para abrigarnos en el calor de una mirada protectora.

Actualmente tiene su empresa y está rodeado de hermanos y sobrinos mostrando la importancia de la unidad familiar más allá de cualquier interés comercial, cada día de Dios estoy agradecido por haberme permitido conocer y tratar a Eulogio Veras (el prieto de Gurabo) hombre serio y de trabajo

No hay comentarios