Compartir
Alan Gross junto a Judy Groos, en foto de archivo. Alan suspendió su huelga de hambre este viernes luego de hablar con su madre, que el próximo martes cumplirá 92 años de edad.

Caribbean Digital

WASHINGTON, (AFP).-El estadounidense Alan Gross, quien cumple condena de prisión en Cuba, y se declaró en huelga de hambre el 3 de abril, suspendió esa medida de fuerza este viernes ante pedidos de su madre, informó su abogado en Washington.

Alan Gross junto a Judy Groos, en foto de archivo. Alan suspendió su huelga de hambre este viernes luego de hablar con su madre, que el próximo martes cumplirá 92 años de edad.
Alan Gross junto a Judy Groos, en foto de archivo. Alan suspendió su huelga de hambre este viernes luego de hablar con su madre, que el próximo martes cumplirá 92 años de edad.

Mi huelga de hambre queda suspendida a partir de hoy (viernes), dijo Gross en un comunicado dictado desde su cárcel en La Habana a su abogado Scott Gilbert, y que éste difundió.

Gross señaló que “otras protestas ocurrirán”, sin especificar la fecha ni la modalidad de las mismas.

El fin de la huelga de hambre fue decidida luego de un contacto telefónico de Gross con su madre, quien el próximo martes cumplirá 92 años, informó Gilbert.

Gross fue detenido en Cuba en 2009 y condenado a 15 años de cárcel por distribuir sofisticados equipos no comerciales de telecomunicaciones en la isla cuando era subcontratado de la Agencia Estadounidense de Ayuda al Desarrollo (USAID).

Desde entonces, el estadounidense de 64 años protesta tanto contra las condiciones de su encarcelamiento como contra la falta de acción del gobierno estadounidense de actuar diplomáticamente por su liberación.

De acuerdo con Gilbert, Gross inició el 3 de abril su huelga de hambre al conocer que la USAID había discretamente montado y mantenido, por detrás de empresas de fachada, una red social en Cuba, ZunZuneo, que dejó de operar en 2012.

La revelación de que USAID había implementado ZunZuneo aún después de su detención, fue para Gross “la gota que colmó el vaso”, dijo su abogado.

La semana pasada, el presidente de USAID, Rajiv Shah, fue ferozmente criticado en el Senado estadounidense por haber seguido adelante con el proyecto ZunZuneo en 2010 sabiendo que Gross había sido detenido en 2009 cuando trabajaba para esa agencia.

Un senador llegó a afirmar que le parecía “una locura” que la USAID se haya visto envuelta en el proyecto ZunZuneo a pesar del arresto de Gross.

El martes, una alta funcionaria de la cancillería cubana, Josefina Vidal Ferreiro, afirmó en una nota que La Habana “reiteraba su disposición a encontrar, junto con el gobierno de Estados Unidos, una solución a la situación del señor Gross que sea aceptable para las dos partes”.   ahg/rsr/cd   EEUU-Cuba-espionaje-diplomacia AFP

No hay comentarios