Compartir
Astrid Francois y Jacques Delpierre.

Servicios/Caribbean Digital

LAS TERRENAS; SAMANA, RD.- Una pareja de esposos extranjera  denunció que se ha visto imposibilitada de realizar obras caritativas a favor de niños pobres debido a que los propietarios de una empresa de Construcción les intervinieron las cuentas bancarias, sin la autorización de un juez competente.

Astrid Francois y Jacques Delpierre explicaron que Yannich Lepoint y Nicolás Connan, dueños de la empresa Caribbean Control Construcción (CCC), interpusieron una oposición a sus cuentas bancarias en pesos, dólares y euros, lo que les imposibilita además de apadrinar unos veinte niños de escasos recursos, hacer otras transacciones económicas.

“Junto a su abogado Wadhil Vidal, y sin decisión del juez, fueron con esos documentos y nos bloquearon todas la cuentas bancarias, estamos impedidos de realizar nuestras transferencias, incluso las cooperaciones a mas de veinte niños”.  

Se quejaron, asimismo, de que son víctimas desde hace dos años de una presunta estafa y maltrato por parte de los propietarios de la referida empresa de construcción que opera en este municipio costero.

Francois y Delpierre, ciudadanos de Bélgica, explicaron que hace dos años contrataron los servicios de la empresa Caribbean Control Construcción (CCC), para remodelar una casa localizada en la comunidad El Portillo, de este municipio.

Explicaron los esposos extranjeros  que ambas partes prepararon un presupuesto firmado por la suma de tres millones setecientos mil pesos, y afirmaron que ellos les pagaron a la referida empresa 3 millones doscientos mil pesos para los trabajos de remodelación de la vivienda.

Dijeron que, sin embargo, no recibieron los servicios que supuestamente fueron establecidos entre ambas partes, y que los trabajos de reacondicionamiento de la vivienda no fueron terminados por la empresa CCC por lo que la casa presenta problemas de filtración en las estructuras.Aseguraron que los trabajos tienen vicios de construcción, de acuerdo con un acto de alguacil.

“Después del abandono del trabajo, nos han enfrentado ante la Cámara Civil y Comercial de Samaná con documentos falsos, y sumas alteradas en todas las facturas”, subrayaron los afectados.

Los dueños de la empresa CCC fueron al Tribunal de Tierras para también poner oposición sobre transferencia de su titulo y piden una demanda de copropiedad de su casa. En dichos documentos figuran trabajos no aceptados por nosotros, según afirmaron los esposos europeos

“La compañía CCC no ha trabajado con ingenieros ni arquitectos; la empresa no figura asentada en el Ayuntamiento y demás instituciones pertinentes. Están ilegales y siguen trabajando sin preocupación alguna”, subrayaron los esposos

“El objetivo es ponernos presión para que negociemos con ellos y sacarnos dinero, estamos esperando una decisión del tribunal desde hace cinco meses y no llega”, enfatizaron.

“Hemos recibido amenazas de muerte después que iniciaron un proceso judicial con documentos alterados para causarnos todo tipo de daños; tanto los dueños de la constructora como las autoridades han hecho todo para hacernos la vida imposible¨, se quejó la pareja de esposos europeos.

No hay comentarios