Compartir
Miguel de Peña Jiménez.

Servicios/Caribbean Digital

BONAO./La Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Departamento Judicial de la provincia Monseñor Nouel envió a juicio de fondo el caso seguido a la empresa  minera Barrick Gold   acusada de violación de propiedad privada en perjuicio del agroempresario Miguel de Peña Jiménez.

Miguel de Peña Jiménez.

 

El tribunal tomó la decisión luego de que las partes agotaran el proceso conciliatorio, sin llegar a ningún     acuerdo, por lo que decidió fijar para el viernes de esta semana el inicio del juicio de fondo.
La Corte ordenó levantar acta de no acuerdo entre las partes,   Barrick Gold, representada por  Augusto Chong, y el querellante de Peña Jiménez.
De Peña Jiménez interpuso la demanda por 270 millones de pesos contra la empresa minera en  2008, tras acusarla de robarle sus tierras en Cotuí.
El empresario, quien posee 202 tareas en la zona donde está instalada la  explotación minera, asegura que le han robado sus terrenos con la complicidad del Estado y que efectivos policiales le impiden entrar a su propiedad.
El proceso, desde el 2008 ha tenido varios intentos fallidos, caracterizados por “inhibiciones de jueces” y reenvíos, lo que ha imposibilitado el conocimiento del fondo.
El caso se inició el 18 de diciembre de 2008, cuando de Peña Jiménez sometió a dicha empresa por  ante la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial Sánchez Ramírez.
Desde esa fecha,  ha pasado por las manos de varios jueces, los cuales en su mayoría se han inhibido por diferentes razones.
El expediente lo inició el juez Ramón Emilio Peña Pérez, quien dos años después, el 17 de febrero  del año pasado, convocó a las partes para la celebración del juicio del fondo, pero el proceso fue reenviado en vista de que la parte demandada,  Barrick Gold, solicitó un plazo para depositar documentos.

No hay comentarios