Compartir
Archivo.

Pedro Jiménez

Redacción/Caribbean Digital

SANTIAGO, RD.– La Federación CASC Santiago y la Asociación de Usuarios y Consumidores de la provincia de Santiago (ASOCOUPSA)  condenaron el alza de un 8 por ciento a la tarifa energética por parte de la Superintendencia de Electricidad, lo que forma parte de las medidas impositivas que aplica el gobierno en desmedro del sector productivo nacional y de las familias de escasos recursos.

Archivo.

La CASC consideró que el reajuste en la tarifa eléctrica se produce en momentos en que el sector energético nacional presenta un descalabro, ya que gran parte del país sufre los embates de los apagones.

El secretario general de la entidad afiliada a la Confederación Autónoma Sindical Clasista, Vicente Díaz, dijo que debido a esa situación, la producción nacional presenta un descalabro, lo que va en perjuicio de la clase trabajadora.

“Creemos que esa medida fue muy desatinada por parte de la Superintendencia de Electricidad, ya que solo perjudica a los sectores de menores ingresos”, indicó el dirigente sindical.

Precisó que es una carga más a los sectores menos pudientes del país, que cada dia ven menguar sus ingresos, lo que se agrega a los altos costos de los bienes y servicios, así como de los productos de primera necesidad.

Argumentó que en estos momentos el sistema energético nacional presenta un descalabro progresivo, lo que agrava aún más la situación, ya que la solución a esa problemática no debe ser sacada de las costillas del pueblo.

De su lado, La ASOCOUPSA calificó de desmedida el alza de un 8 por ciento en la tarifa eléctrica fue calificada como desmedida, al tiempo de  llamar a la población a no pagar el nuevo reajuste, ya que el servicio presenta un gran deterioro.

César Saviñon, presidente de la entidad, dijo que la Superintendencia de Electricidad, en vez de aumentar la tarifa, lo que tenía que hacer era mejorar el servicio, que en estos momentos es sumamente deficiente.

Dijo que con la situación energética como esta, no se puede pensar en el desarrollo del país, porque los apagones ahuyentan los inversionistas criollos y extranjeros, y golpea de frente el turismo.

Ante la situación, Saviñon dijo que los pequeños negocios colapsaran, porque no podrán aguantar la carga que eso representa.

Además, un reajuste en la tarifa eléctrica se reflejaría de manera negativa en la población, ya que la misma será cargada a la población, que al final es quien paga los platos rotos. “Entendemos que ese reajuste en la tarifa eléctrica, se revierte contra la población, ya que el mimo será cargado al pueblo consumidor “preciso el dirigente comunitario.

El presidente de ASOCOUPSA sugirió a las juntas de vecinos, clubes culturales, deportivos y de servicio, a no pagar el reajuste eléctrico, ya que atenta contra los bolsillos de los que menos pueden.

No hay comentarios

Deja un comentario...