Compartir
D. Emilio J. Travieso,sj.

Por  D. Emilio J. Travieso,sj.

Especial/Caribbean Digital

DAJABON, RD.-     El encuentro entre autoridades, comerciantes y sociedad civil de República Dominicana y Haití que se sostuvo durante el día ayer, martes, 3 de septiembre de 2013, nos da mucha esperanza a quienes abogamos por una relación en la frontera norte de armonía y paz entre los pueblos, y, con ello, se confirma el dicho popular, de que “hablando la gente se entiende”.

D. Emilio J. Travieso,sj.
D. Emilio J. Travieso,sj.

Un primer fruto fue que se suspendiera el llamado, por parte de algunos comerciantes de Haití, de hacer un paro comercial contra la realización del mercado binacional de este viernes, 6 de septiembre. Sin embargo, después de dialogar en conjunto los sectores gubernamentales, civiles y militares-policiales y llegar estos a algunos acuerdos, los y las convocantes mercaderes haitianos decidieron apoyar y participar en las actividades del mercado para el viernes.

Otra señal de esperanza es, que las autoridades dominicanas se mostraron dispuestas a extender el horario de apertura del puente Internacional del Río Masacre, hasta las siete (7) de la noche todos los días, lo cual facilitará el tránsito legítimo y seguro en la frontera por parte haitianos/as, que regresan de aquí y dominicanos/as que vienen de allá.

Salí motivado de la reunión, pues  lo más importante al final del encuentro, fue la creación a nivel local de una Comisión Mixta Bilateral Ouanaminthe-Dajabón, constituida  por las autoridades, comerciantes, y representantes de la sociedad civil.  Se espera que esta Comisión, liderada por la Gobernadora de la Provincia de Dajabón, Dra. Fiordaliza Ceballos, y el delegado del Gobierno Central para el Nordeste de Haití, Sr. Hugo Charles, le den seguimiento a los acuerdos arribados y otros puntos pendientes de la agenda y que facilite el diálogo hacia el futuro.

Entre los puntos pendientes, se busca agilizar la carnetización de habitantes fronterizos que cruzan la frontera a diario para actividades legítimas, quedándose en la zona de Dajabón o de Ouanaminthe y regresando a sus respectivos países en el mismo día.  Otro punto pendiente es difundir las políticas aduaneras sobre los tipos y cantidades de productos que se pueden comprar y transportar sin impuestos, para evitar inconvenientes causados por la falta de información al público visitante, lo que origina los cuerpos de la seguridad del Estado, particularmente militar, las incaute.

De ahí que nosotros, Solidaridad Fronteriza, esperamos que la Comisión Mixta Bilateral Local no sólo promueva soluciones sobre estos puntos, sino que también mejore la comunicación entre ambos pueblos vecinos Ouanaminthe y Dajabón; de manera que se promueva el desarrollo integral de ambos lados de la Frontera Norte de la isla.   A medida que la Comisión Mixta Bilateral Local haga su trabajo, apegándose a lo que ordenan los cánones legales y constitucionales, se evitarán futuros conflictos, y podremos mirar hacia las muchas oportunidades para el intercambio fraterno que ofrece el dinamismo de nuestra frontera.

No hay comentarios