Compartir
El presidente Danilo Medina, su esposa Candy y el obispo De la Rosa y Carpio.

Servicios/Caribbean Digital

SANTIAGO.-El presidente Danilo Medina participó este viernes en el tedeum celebrado en la Catedral Santiago Apóstol con motivo del 150 aniversario de la Restauración de la República.

El presidente Danilo Medina, su esposa Candy y el obispo De la Rosa y Carpio.
El presidente Danilo Medina, su esposa Candy y el obispo De la Rosa y Carpio.

El obispo de la Diócesis local, Ramón Benito de la Rosa y Carpio, alabó el Plan Nacional de Alfabetización definiéndolo como “acción restauradora”.

El jefe del Estado llegó a la catedral de Santiago a las 9:57 de la mañana acompañado de su esposa, la primera dama Candy Montilla de Medina, y los ministros Administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta, y de las Fuerzas Armadas, almirante Sigfrido Pared Pérez.

A la llegada del jefe del Estado fue recibido con los honores militares correspondientes con una salva de 21 cañonazos.

“Hoy, a 150 años del inicio de la gesta restauradora, imitemos el ejemplo  de aquellos valientes y asumamos la responsabilidad de defender nuestra tierra de aquellos intereses ruines que buscan arrebatárnosla”, afirmó el obispo de la Diócesis de Santiago.

Y agregó: “Hoy  también el Señor nos hace vislumbrar una República Dominicana nueva, sobre todo a través de las batallas que se están librando para que el pueblo dominicano pueda tener una mejor educación. Saludamos los esfuerzos realizados a tal fin por el gobierno del presidente  Medina y por el mismo pueblo. Les exhortamos a seguir combatiendo la ignorancia y fortaleciendo nuestro sistema educativo”.

De la Rosa y Carpio, quien al final de la homilía invitó a rezar un Padre Nuestro por el inicio del segundo año del gobierno del presidente Medina, dijo que el reconocimiento este jueves a los primeros alfabetizados del programa “Quisqueya Aprende Contigo, “es también un signo de Restauración”.

Presidente, Primera Dama y funcionarios participan en el tedeum

Una auténtica guerra restauradora

“En verdad se puede decir que esta batalla  por la educación es una auténtica guerra restauradora. Sólo así podremos tener mejores dominicanos y dominicanas, capaces de construir la tierra nueva de una República Dominicana transformada por el rescate de la educación”, subrayó.

Llamó al presidente de la República y al pueblo dominicano a animarse con la celebración de la Restauración y “a continuar está tarea de restauración moral y social a la que estamos llamados los dominicanos de hoy. No renunciemos a la seguridad que nos da la fe de Duarte en las posibilidades del pueblo dominicano para contemplar una nueva República Dominicana, restaurada de los males que la agobian”.

El obispo de Santiago hizo referencia a un editorial del semanario  Camino, vocero de la Iglesia Católica con motivo del 16 de agosto de 2007, en el que  señalaba la necesidad de restaurar la confianza, la transparencia en la administración pública, la seguridad ciudadana, el respeto a la ley, el optimismo y la esperanza y el ejercicio de la política para adecuarla a una realidad que exige respuestas eficaces a problemas ancestrales.

En el acto religioso estuvieron presentes también los ministros de Hacienda, Simón Lizardo; de Agricultura, Luis Ramón Rodríguez; de Interior y Policía, José Ramón (Monchy) Fadul; la gobernadora de Santiago, Aura Toribio; los jefes de Estado Mayor de la Marina de Guerra, del Ejército Nacional, el jefe de la Policía Nacional, entre otros funcionarios civiles y militares.

No hay comentarios