Compartir
Marcos Villamán. Archivo.

Servicios/Caribbean Digital

SANTO DOMINGO./ El Estado tiene una responsabilidad social que debe manifestarse en políticas que tengan como centro la creación de empleo decente, trabajo digno, la protección social y la ampliación de los derechos ciudadanos.

Marcos Villamán. Archivo.

Así lo expresa el doctor Marcos Villamán, director ejecutivo del Consejo Nacional de Reforma del Estado (CONARE) en su nuevo libro “Reforma y Construcción de Mayorías”, el cual puso a circular este martes 6 de diciembre, en el Hotel Meliá Santo Domingo, ante la presencia de representantes de partidos políticos, congresistas, organizaciones sociales, empleados públicos, entre otros.

Sostuvo que las reformas son hechos políticos y técnicos que básicamente abarcan la cuestión institucional y social. El hecho de construir un Estado de responsabilidad social, una sociedad con oportunidades y vida digna para la gente, con equidad social “y si eso no es posible, entonces no es posible la democracia”.

En su nueva obra, el funcionario apuesta por la construcción de ciudadanía autónoma y sostiene que la autonomía, la independencia sólo es posible si la sobrevivencia está materialmente asegurada  como derecho para el ciudadano y los suyos.

Considera que “al hacer esto  se avanza en la recuperación de la dimensión ética de la política, pues efectivamente, la pobreza y la desigualdad constituyen probablemente el primer desafío ético-político de nuestros países”.

Agregó que la desigualdad es el conflicto mayor que hoy en día tiene la sociedad, lo que más genera ingobernabilidad.

Plantea la necesidad de recuperar el sentido de la política para hacer las transformaciones necesarias y lograr mayor felicidad en la gente.

Villamán dijo que su obra “Reforma y Construcción de Mayorías”  “tiene la intención de indicarnos una carencia, que es la tendencia que tenemos de ver los problemas como algo exclusivamente nuestro, como algo que no ocurre en otra parte del mundo”.

Asimismo, dijo que es un esfuerzo de rigor teórico y académico para hacer ciencia, ya que en el país se está falto de eso.

Explicó que el libro es un texto a medio hacer, en construcción, en el sentido de que inició como un artículo largo, como un capítulo de un libro que escribe.

Precisó que su nueva obra, que prefiere llamar texto por su brevedad, pues apenas alcanza las 70 páginas, tiene mucho de CONARE, del esfuerzo por la reforma del Estado Dominicano, al tiempo que la presentó como una obra colectiva, ya que como todas tiene mucho de discusión, de debates,  de reflexión, de comentarios anteriores.

En tanto que al presentar la obra,  el licenciado Nicolás Guevara, coordinador de la Unidad de Reforma Política del CONARE,  afirma que el texto constituye un llamado a redireccionar las campañas electorales, a la vez que aporta las claves para trascenderlas en un horizonte de ejecución de políticas desde el Estado.

Consideró que la obra de Villamán constituye la base o plataforma para una propuesta de gobierno capaz de sustentar u orientar un proyecto presidencial, siempre que se tenga como centro el interés común, más allá del corporativo y el personal.

Entiende que el texto sitúa al lector en el debate político actual de América Latina, aunque desde una mirada crítica. Identifica lo que considera como grandes temas de consenso en América Latina y las agendas para viabilizar estos consensos.

Dice que el vacío de referente ideológico ha sido llenado por un pensamiento técno-económico y que la diferencia  entre los actores políticos es el desempeño de su gestión.

Considera que los actores políticos deben repensar su práctica dentro y fuera de la gestión del Estado. Repensar las agendas, reconstruir su relación con la sociedad y sus ciudadanos.

Sostiene que el discurso político debe otorgar direccionalidad transformadora a todo lo demás. Y que es a través de la capacidad de construir agendas percibidas como respuestas adecuadas a las demandas sociales, que las fuerzas políticas concretarán su pretensión de construir mayorías.

En tanto que Ramón Tejada Holguín dijo que el texto trata de ser a la vez una teoría y una propuesta práctica, pues Marcos Villamán habla desde la práctica, desde lo que se puede hacer, de su experiencia en el Estado.

Dijo que su fuerza le viene de los movimientos sociales, a los que ha pertenecido, desde las aulas universitarias, de la teología de la liberación, de su intelectualidad, estudio y conocimiento, así como de su experiencia adquirida en el Estado, ante el cual no ha permanecido indiferente, sino que ha asumido responsabilidades.

Indicó que el texto permite abordar las cosas desde un punto de vista global, dando a entender que los problemas nacionales también lo son globales, de otros países, de otras latitudes.

No hay comentarios

Deja un comentario...