Compartir
Explicaron que es verdad que la música es importante, pero que la misma debe escucharse dentro de los decibeles que estable la Ley 64.00 sobre Medido Ambiente y Recursos Naturales. Foto cortesía Wilson Aracena.

Caribbean Digital

 

SANTIAGO, RD./ El recién creado movimiento Santiago sin Ruidos que integran organizaciones ecologías, medioambientales e instituciones judiciales, religiosas y empresariales encabezaron este jueves una marcha en esta ciudad de Santiago, como parte de un programa dirigido a reducir los ruidos que registran y que afectan la salud de la población.

Explicaron que es verdad que la música es importante, pero que la misma debe escucharse dentro de los decibeles que estable la Ley 64.00 sobre Medido Ambiente y Recursos Naturales. Foto cortesía Wilson Aracena.

La actividad pacífica partió desde el Parque Duarte recorriendo la calle del Sol hasta llegar al pie del Monumento a los Héroes de la Restauración, donde proclamaron que esta urbe se ha convertido en muy ruidosa en los últimos años y que los ciudadanos necesitan vivir con tranquilidad.

Vielka Calderón, Jacinto Mejía, Andrés Blanco en representación de la Procuraduría de la Corte de Apelación de Santiago, Procuraduría de Medido Ambiente y Sociedad Ecológica de Santiago (SOECI), coincidieron en señalar que existe una voluntad de la sociedad de devolverle a Santiago la tranquilidad y la paz de hasta hace varios años.

“La caminata de hoy es una muestra de que la mayoría de la población está conciente de la necesidad de regular los ruidos en esta ciudad, por lo que esta es la primera de varias actividades que vamos a desarrollar, con el objetivo de llamar la atención, sobre este problema”, expresó Blanco

Dijo que están conciente de que la base fundamental para reducir los niveles de ruidos es la educación, por lo que han iniciado con actividades pacíficas e integrando a los diferentes sectores de la sociedad a fin de que contribuyan a hacer conciencia, sobre las consecuencias que causan los ruidos.

Explicaron que es verdad que la música es importante, pero que la misma debe escucharse dentro de los decibeles que estable la Ley 64.00 sobre Medido Ambiente y Recursos Naturales, porque es necesario regular los escándalos que se producen a diferente horas del día.

Todos están conscientes de los daños que causan los ruidos a la salud, no sólo del sistema nervioso de las personas, sino en otros órganos, por lo que es urgente.

Además de las instituciones señaladas en la marchan participaron representantes de el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Interior y Policía, Autoridad Metropolitana del Transporte (AMET), Policía y Ejército Nacional, la Iglesia Católica y Evangélica.

También la Sociedad para el Desarrollo de Santiago (APEDI), Ayuntamiento de Santiago, juntas de vecinos, entre otras entidades que abogan por un Santiago más tranquilo y menos bulloso.

No hay comentarios