Compartir
Miguel Taveras Bejarán

Por Miguel Taveras Bejarán

A raíz del surgimiento del denominado movimiento verde, que aglutina toda las fuerzas vivas de la sociedad civil en nuestro querido país. Comenzaron a sucintarse una series de interrogantes con relación la autenticidad y su mecánica, la cual de inmediato se empezaron la elucubrar  cantidades de planteamientos sobre el alcance y consecuencia que traería este conglomerado humano  comparado de acuerdo a la dinámica de como operaba la oposición política en el país, y otros movimiento sociales en cuanto a la luchas y consecuciones de importantes conquista sociales.

La historia reciente de la república, en lo que se refiere  a importante conquista atreves de las luchas organizadas ha tenido muy poco que exhibir, por la razón de la confrontaciones  de intereses personales e ideológicas atomizan el objetivo básico o el blanco principal del momento. Lo  que llena el futuro camino de incertidumbre y sumerge  el protagonismo de los grupos en cuestionamiento negativo. Pero en medio de la congragación poco exitosa, prende la idea del movimiento verde, que atreves de la nueva elemento de unidad y unido por un objetivo común y una practica cotidiana de trabajo y demanda que se manifiestan  de forma coherente en todos su accionar, como son las marchas pacificas muy exitosa, que han creado un precedente en la  Nación Nuestra y que vislumbra una concertación mas civilizada, en donde le da paso  hasta sectores que eran renuente a este tipo de movimiento.

La enorme deuda social acumulada que presenta el país, hace de manera obligatoria a que el gobierno se embarque en busca de alternativa para honrar compromisos de los sectores mas vulnerable, pero la corrupción que exhibe  el estado hace muchas veces imposible satisfacer esa demanda, ya que los mecanismo se control no son efectivos,  de manera que muchos ciudadanos queden fuera  de los planes sociales, creando esto enorme cinturones de miserias al rededor de las importantes ciudades. Por lo que esto alimenta la presión social encontrar del estado.

En cuando a todo esto el gobierno se ha enfrascado en una lucha anticorrupción, sin ningún tipo de éxito, sucintado de manera periódica y continuo  de inmenso escándalo  que ha erosionado la credibilidad del jefe de Estado, que si ha mostrado algún interés con el trabajo arduo, pero su resultado han sido infructuoso, lo que cada día mas alimenta la legitimidad del movimiento verde, también seguido de una manera tope, por parte de las autoridades reinante de cómo enfrentar a este movimiento.

Actualmente La sociedad dominicana requiere de profunda reformas, en lo económico social y político, que implique cambio en los jurídico, electoral, laboral, y a la ves aspecto como la seguridad social y otros elementos. En donde el presidente Danilo Medina Tiene Todas la Buenas intenciones, pero no gaza del contrapeso que requiere, para arrancar esa conquista a sectores recalcitrante, que tienen sus brazo entendidos en su mismo gobiernos y que inciden en frenar todas la buenas iniciativas del ejecutivo.

Quienes se benefician de la corrupción en el estado ven sus intereses afectado por el gran empuje de la marchas verde por tal razón maniobran torpemente para desacreditarlas de sus aspiraciones genuinas que es la transparencia, que finalmente terminaría si se implementa en beneficiar a las mayorías, que son los pobres ,  con lo que se identifica el Presidente Danilo Medina. Por eso la fortaleza del Movimiento verde puede ayudar a empujar valiosa iniciativa que tiene el gobernante y grupos sociales que serian de muchas utilidad, para la nación y enfrentaría la principal amenaza que se ciernen sobre el futuro de los dominicanos, que es la pobreza, donde esta constituye el elemento común de la generación de todos los males que aquejan, nuestra media isla.

Migueltb69@hotmail.com

No hay comentarios

Deja un comentario...