Compartir
Foto de archivo

Caribbean Digital

SANTIAGO, República Dominicana.- Agobiada por los maltratos a los que alegadamente era sometida por uno de sus hijos,  una mujer se suicidó ingiriendo veneno para ratas.

Foto de archivo
Foto de archivo

Ana Luz Almonte Mata, de 67 años,  residente en el sector de Pekín, al sur de la ciudad, tomó un veneno denominado “racumín”.

Familiares y vecinos dicen que la mujer decidió quitarse la vida porque era maltratada física y verbalmente por un hijo, el cual no fue identificado.

Recibió atenciones en el hospital Juan XXIII en Pekín, donde falleció. Residía en la calle Jánico número 11 en Los Jazmines, en Pekín.

Rafael de León, esposo de la mujer y padre del joven, pidió a las autoridades su apresamiento por los reiterados maltratos que tanto él como la occisa recibieron.

Victoria Ramírez, vecina de Almonte, ésta fue a su casa y le contó que iba a ingerir la sustancia porque no soportaba más los maltratos de su hijo, quien en una ocasión habría intentado asesinar a su padre con un destornillador.

Almomento.net

No hay comentarios