Compartir

Existe una serie de vulnerabilidades y vías a través de las cuales un actor malicioso podría infiltrarse en un sistema de armas nucleares sin que lo sepa el Estado. Lo asegura el reciente informe publicado por el Instituto Real de Asuntos Internacionales del Reino Unido. 

Los especialistas advierten que en el momento de la creación de estas armas de destrucción masiva, las capacidades informáticas se encontraban todavía en el inicio de su desarrollo y no causaban preocupaciones. El mundo digital ha avanzado, pero muchos siguen con una estrategia anticuada a la hora de usar las tecnologías en los sistemas de control, mando y comunicación del arsenal nuclear, señala el estudio.

Silos de misiles estadounidenses, los más amenazados

De esta manera, los ‘hackers’ podrían acceder al sistema de seguridad que previene errores humanos, fallos, vulnerabilidades de diseño, etc. y manipular los datos causando una incertidumbre en el momento de tomar una decisión clave. Incluso podrían provocar una escalada de tensión y llevar al uso de armas nucleares.

Según los expertos, cuando se trata de los más vulnerables, se puede mencionar los silos de misiles balísticos intercontinentales estadounidenses Minuteman. Los ‘hackers’, aseguran analistas, podrían manipular la información, realizar ciberinterferencias en los canales de comunicación o incluso falsificar los datos en una comunicación. Esta última acción, “de ser exitosa podría controlar la toma de decisiones generando consecuencia devastadoras”. Por ejemplo, solo en una de sus bases de Dakota del Norte, EE.UU. cuenta con 150 unidades de misiles Minuteman III.

Señalando la importancia de las fuerzas nucleares en el marco de su visita a las instalaciones en 2017, el vicepresidente Mike Pence prometió asegurarse de que “la fuerza disuasiva nuclear sea más fuerte que nunca, moderna, robusta, flexible, resistente y esté lista para confrontar a cualquiera y a todos los enemigos de la paz con una respuesta rápida, eficaz y aplastante“. 

Precedentes

Los ciberataques contra armas nucleares están bajo la lupa desde hace tiempo. Por ejemplo, el exministro británico de Exteriores, Malcolm Rifkind, en una entrevista a la BBC ha expuesto que existe una creencia muy fuerte de que EE.UU. había recurrido a la piratería informática para hacer fracasar o debilitar los lanzamientos de prueba de Corea del Norte.

Prevención 

Prevenir este tipo de situaciones es responsabilidad directa de los países que poseen armas nucleares, aseguran los autores del informe. “Las medidas de reducción de riesgos de ciberataques deben estar incluidas en los sistemas de mando, control y comunicación”, concluye el estudio. 

Pero los ciberataques no son el único peligro. Así, un informe del Departamento de Energía de EE.UU. reveló que en 2009 dos empleados fueron arrestados por un incidente en un bar durante la misión de traslado de materiales nucleares y piezas relacionadas. En 2007, en la misma misión, otro trabajador fue detenido por intoxicación pública. Un total de 16 incidentes relacionados con alcohol se registraron entre 2007 y 2009, según concluyó el Departamento, pero “no se realizó ninguna recomendación al respecto”. 

Fuente de noticia

No hay comentarios

Deja un comentario...