Compartir
Reloj de Montecristi, símbolo de la ciudad. Archivo.

Servicios/Caribbean Digital

 

Plinio Taveras  se mantiene en huelga de hambre hasta que el Ministerio Público le reconozca sus derechos constitucionales.

 

Montecristi, República Dominicana.   Permanece en huelga de hambre un comerciante que fue detenido la mañana de este martes, aparentemente sin saber los motivos por los cuales ha sido  detenido en el cuartel de la policía nacional de esta ciudad.

Reloj de Montecristi, símbolo de la ciudad. Archivo.

El propietario del conocido negocio Calle 8 Plinio Taveras, fue detenido al rededor de las 10:00 de la mañana. Todavía permanece sin ingerir ningún tipo de alimentos.

Mantiene su huelga de hambre en demanda de que la procuradora fiscal de Montecristi le reconozca sus derechos constitucionales y respeto a los derechos humanos.

 El comerciante Plinio Taveras mejor conocido como Tito Calle 8 se presentó voluntariamente al despacho de la procuradora fiscal del departamento judicial de Montecristi, doctora Johanna Bejarán por requerimiento de esta.

Y según narran los familiares del apresado, la fiscal adjunta Castillo le ordenó que debía permanecer en el cuartel hasta tanto la titular lo investigue.

La esposa del empresario Rebeca Mena, dijo no entender el por qué le hacen esa maldad a su esposo.

“Si a la fecha la magistrada Bejarán no ha investigado al detenido y ya va para 24 horas.  No se le ha permitido entrevistarse con la prensa.  A sabiendas que Tito es un comerciante establecido con más de 20 años en Montecristi, no se le permitió que el durmiera en su casa, él no presenta presunción de fugas toda vez que se presentó de forma voluntaria a su requerimiento”.señaló.

Sigue narrando la esposa del detenido “a pesar de que personas influyentes y autoridades del gobierno han intercedido por el la magistrada se niega ha conversar sobre el tema, incluyendo a los abogados que hemos apoderados del caso”, enfatizó.

Se recuerda que el pasado domingo las autoridades del Ministerio Público clausuraron por quince días el establecimiento comercial conocido como Nina Súper Fría y/o Calle 8.

Posteriormente el propietario de dicho negocio se encadenó a las escalinatas del palacio de justicia.

No hay comentarios