Compartir
Muestra del abandono del estadio de Montecristi.

Rafael baldayac

Especial/Caribbean Digital

MONTECRISTI, RD .-  Esta noroestana ciudad del país donde nacieron grandes luminarias de nuestro béisbol como Juan Marichal y Osvaldo Virgil, carece de un estadio que dignifique su sitial histórico en el llamado deporte rey de la Republica Dominicana.
 

Muestra del abandono del estadio de Montecristi.

La única instalación que existe en este municipio para practicar béisbol, la cual lleva el nombre de Pedro Alejandro San, se encuentra en deplorable estado de deterioro y abandono. 
 
Allí no hay baño, ni asientos, la fachada parece una ruina, el techo está destruido,  las cuevas para los peloteros están inservibles y el terreno visiblemente agrietado por la falta de mantenimiento.
 
El descuido que exhibe este antiguo estadio de pelota avergüenza la memoria del legendario lanzador montecristeño, primer beisbolista dominicano en actuar en la Liga Negra Norteamericana.
 
 Montecristi, último rincón de la Línea Noroeste, es cabecera de la provincia donde nacieron dos grandes iconos de nuestro béisbol como Virgil, primer quisqueyano en jugar en las Grandes Ligas,  Marichal, único dominicano en el Salón de la Fama de Cooperstown.
 
 Es inconcebible que el lugar donde también dieran sus primeros pasos figuras como el reconocido ex receptor y manager de Grandes Ligas Tony Peña, inmortal del béisbol latino, y los hermanos Guayubin y Chichi Olivo, que descollaron en la pelota nuestra, no disponga de un estadio adecuado para la practica del béisbol. Las gráficas que ilustran este reportaje muestran el estado de total deterioro de la estructura, principalmente graderías de cemento, mallas, verjas, dogouts, baños y la fachada frontal del llamado estadio Pedro Alejandro San. Se puede observar las mallas que protegen las gradas detrás del home play en pésimo estado, mientras que en el otro extremo, en el jardín central, la pizarra para llevar las anotaciones, esta inservible. Peor aun se muestran las condiciones del árido terreno de juego, el cual solo se ve húmedo cuando aparecen las escasas lluvias anuales en esta zona, una de las más ricas en recursos naturales, pero con la mayoría de sus habitantes en extrema pobreza. No obstante, pese a estas precariedades, decenas de niños, jóvenes y adultos todavía utilizan los terrenos del deteriorado estadio para sus prácticas deportivas, con el sueño de llegar a ser grandes beisbolistas. Organizaciones deportivas han criticado en diversas ocasiones que en visitas realizadas a este municipio, el ministro de deportes, Felipe Payano, no haya visitado el lugar para percatarse de su mal estado. Los deportistas manifestaron que el alcalde Luis Méndez se comprometió a remodelar el mismo para la celebración en octubre próximo de un partido entre Águilas Cibaeñas y las Estrellas Montecristeñas a beneficio del Patronato del Cuerpo de Bomberos de esta ciudad antes del inicio del campeonato profesional de invierno. Un reporte gráfico realizado por una comitiva de la Asociación de Montecristeños en Santiago (AMOS) retrata el aspecto de desastre que presenta la referida instalación, la cual no ha recibir mantenimiento desde que se levanto hace 37 años. “Muchos jóvenes montecristeños motivados por los grandes bonos que reciben los prospectos en la actualidad han optado practicar el béisbol, pero se encuentran con el obstáculo de tener un estadio en condiciones deplorable”, manifestó Genaro Abreu, directivo de la AMOS. RB//////

No hay comentarios