Compartir
Sede del INTABACO. Archivo

Caribbean Digital

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-Irregularidades y malversación por una cantidad superior a los 65 millones de pesos fueron detectadas en el Instituto Nacional del Tabaco  (INTABACO), mediante una auditoría llevada a cabo por técnicos de la Cámara de Cuentas.

Sede del INTABACO. Archivo
Sede del INTABACO. Archivo

La auditoría tiene especial énfasis en las nóminas de empleados, y fue llevada a cabo del 1 de enero al 31 de diciembre de 2011, durante el gobierno del presidente Leonel Fernández.

En una investigación especial realizada a las transacciones, registros contables, documentos financieros, informes y ejecución presupuestaria, los auditores de la CCRD hallaron 14 irregularidades.

El informe, de 44 páginas,  examinó los estados financieros del INTABACO entre el 1 de enero al 31 de diciembre de 2011, y fue aprobado por el Pleno de la Cámara de Cuentas en 2012.

Los auditores que  intervinieron en la investigación contable destacan como irregularidad la  diferencia de RD$ 51.7 millones encontrada entre la ejecución presupuestaria y los estados financieros,  referente a las nóminas de empleados de la entidad.

También de halló discrepancia por  RD$ 14. 8 millones entre lo presupuestado y el monto de las nóminas del personal igualado, según los resultados de la experticia.

Sólo en la nómina general de empleados fijos se encontró una diferencia entre la ejecución presupuestaria  y la nómina física de RD$ 12 millones 214 mil 523

Además, conforme a la opinión de los auditores, se detectó falta de  controles internos, falta de política contable, falta al  código de ética y expedientes  de empleados incompletos, entre otras falencias.

El documento en cuestión censura también la  administración del personal y la falta de mecanismos para aplicar las deducciones de los sueldos para la Seguridad Social, además de empleados que cobran sin trabajar.

Las irregularidades referidas en el documento  son atribuidas  a la gestión del ex director Ejecutivo de la entidad, Lorenzo Alberto Fernández, y  los subdirectores Víctor Manuel Persia Mora, Heriberto de la Cruz y Máximo Guillermo cabrera.

Cargan con igual responsabilidad, según la CCRD, Rafael Cruz Robles, gerente administrativo; Francia María Báez Vásquez, directora de recursos humanos, José Rafael Fernández, gerente financiero; Luis Calvo Peralta, auditor interno y Yolanda Altagracia Fermín Betancourt,  encargada de contabilidad. A todos se les atribuye supuesta mala  administración de los recursos del INTABACO.

La Cámara de Cuentas apunta que, en relación a  la fiscalización de los registros financieros al 31 de diciembre de 2011, habrían sido  sobrevaluados  con RD$ 51 millones 733 mil 708, al comparar la ejecución presupuestaria con los estados financieros de la entidad.

Mientras la ejecución del  presupuesto presenta un monto de RD$ 174 millones 226 mil 291, los estados financieros arrojan un balance de RD$ 225 millones 959 mil 999, para un diferencia de 51.7 millones.

Ante esta situación, las pasadas autoridades de la entidad atribuyen la diferencia  a que las nóminas del personal igualado y los sobresueldos (compensación de vehículos)  no fueron  presentados  en la ejecución presupuestaria correspondiente al 2011, aunque no explican razones.

El órgano de fiscalización y control del sector público considera que los funcionarios de entonces del INTABACO  habrían infringido la Ley  Orgánica de Presupuesto para el Sector Público No. 423-06, en su artículo 26.

“Los montos de gastos consignados en el Presupuesto de Ingreso y Ley de Gastos Públicos se determinaran siguiendo el criterio del devengado. Se considera efectivamente  ejecutado el presupuesto de gastos al monto de devengarse el gasto”, reza la referida legislación.

El informe  hace referencia también a Las Normas de Contabilidad Aplicada al Sector Público, emitidas por la Dirección General de Contabilidad Gubernamental (DIGECOG), en lo referente a las cualidades de la información Contable.

Confiabilidad:

“La información financiera debe reunir requisito de certidumbre tal que le otorgue, frente a los usuarios, el carácter de creíble y válida para adoptar decisiones pertinente.”

De su lado, el ex director del Instituto Nacional del Tabaco, Lorenzo Alberto Fernández, en comunicación entregada a los auditores,  afirma que la diferencia a la que apunta el informe se debe a que las nóminas habrían sido presentadas en sus valores netos y no brutos.

Además, dice que las compensaciones por uso de vehículos, se registran en la cuenta 264 de automóviles, porque en su opinión son  compensaciones como alquiler y no como sobresueldo.

Sobre el personal contratado, el ex director  del INTABACO  expuso a los auditores que no fue registrado en la ejecución presupuestaria, porque el departamento de nóminas  no lo suministro al departamento de presupuesto, ya que no se cuenta con un módulo de nómina para  el personal igualado.

En este sentido, el órgano de control financiero recomienda a las autoridades  del INTABACO realizar una conciliación entre las nóminas emitidas por el departamento de Recursos Humanos y los registros de contabilidad, para la ejecución presupuestaria y  los estados financieros.

De esta forma sugiere también, que las nóminas (personal fijo e igualado) sean registradas en el departamento de contabilidad de la institución.

Diferencia entre lo presupuestado  y las nóminas

La cámara de Cuentas detectó una discrepancia entre  ejecución presupuestaria y las nóminas física, al 31 de diciembre de 2011, por otros 14.8 millones.

Conforme a la investigación especial,  los gastos en nóminas habrían sido subvaluados, debido a deducciones que no fueron presentas por las autoridades a la referida ejecución, en violación a Las Normas de Contabilidad del Estado.

Sólo en la nómina general de empleados fijos se encontró una diferencia entre la ejecución presupuestaria  y la nómina física de RD$ 12 millones 214 mil 523.

En  comunicación de fecha 8 de agosto de 2012, emitida por el ex gerente financiero  de la institución  a  la CCRD, los funcionarios alegan que, por un supuesto error, en los meses de de enero y septiembre de 2011 los valores habrían sido invertidos en la ejecución presupuestaria entre el devengado y el pagado.

La Dirección General de Contabilidad Gubernamental, en lo referente a las cualidades de la información contable establece:

“Objetividad: La información financiera debe presentar la realidad en función de criterios preestablecidos de deberán aplicar todos los operadores del sistema, sin que incidan aspectos subjetivos que provoquen distorsión en el procedimiento contable y en la información producida.”

Empleados no incluidos en la Seguridad Social

Durante el trabajo de campo, los investigadores  confirmaron que al menos 100 empleados del INTABACO no fueron incluidos en el Sistema Dominicano de la Seguridad Social (SDSS), violando el derecho de los trabajadores a  cotizar para su plan de retiro y su garantía de servicios de salud.

Los montos por retenciones a empleados no realizadas y el aporte el aporte dejado de pagar por la institución a la TSS asciende por separado a RD$ 390 mil 792 y RD$ 938 mil 29, respectivamente, según se explica en el documento auditor.

Los aportes se presentan subvalorados, según la investigación  en RD$ 1 millón 329 mil 090,  en perjuicio  de los empleados y en desacato a la Ley 87-01, del Sistema Dominicano de Seguridad Social.

De su lado, las pasadas autoridades de la entidad argumentaron que al momento de cumplir su gestión, sólo faltaban por incluir alrededor de 74 empleados, cuyos expedientes, según dicen, eran completados para ser registrados en la TSS.

El dictamen de la Cámara de Cuentas, cuestiona los argumentos  de las autoridades salientes, al  señalar que no les suministraron evidencias del referido proceso, y que es responsabilidad de la actual gestión completar el  saneamiento del personal excluido de la Seguridad Social.

Según la Cámara de Cuentas, a diferencia de las auditorias que son rutinarias, los estudios de investigación especial se realizan en los casos en que se presume la existencia de irregularidades tipificadas por el Código Penal o por las leyes especificas, como crímenes o delitos contra el patrimonio público.

El dispositivo legal de la investigación refiere que los ex funcionarios de la entidad  tienen responsabilidad legal en el supuesto manejo indebido de los recursos del Instituto nacional del Tabaco (INTABACO).

Posición de la actual administración de INTABACO

La actual administración del INTABACO, que encabeza Juan Caraballo, explicó a través de su departamento de relaciones públicas que acogió las recomendaciones de la Cámara de Cuentas.

Indicó que los errores y faltas detectados por el organismo fiscalizador del uso de los recursos del Estado se han estado corrigiendo.

Asimismo, se mostró de acuerdo con que todo funcionario público rinda cuentas de los bienes y recursos puestos bajo su administración, además de colaborar con la Cámara de Cuentas cada vez que se lleve a cabo una auditoría.

Según la dirección de relaciones públicas del INTABACO, de esta manera se cumplirá con ley y con la política de austeridad y transparencia trazada por el presidente Danilo Medina.

Acento.com.do

No hay comentarios

Deja un comentario...