Compartir
Carlos Guillermo Núñez.

Caribbea Digital

SANTIAGO.- La Asociación de Comerciantes e Industriales de Santiago (ACIS), expresó su indignación por la medida adoptada por el alcalde Abel Martínez, de colocar un letrero en la ciudad con los nombres de las empresas que supuestamente mantienen deudas por concepto de pago de impuestos con el cabildo.

El presidente de la entidad, Carlos Guillermo Núñez, manifestó que la postura de las autoridades municipales resulta una sorpresa desagradable e indignante.

Con el letrero ubicado en una esquina entre las avenidas Juan Pablo Duarte y Salvador Estrella Sadhalá desde el pasado sábado, la Alcaldía está invitando a pagar sus deudas atrasadas a las empresas, tales como, McDonald’s, Kukara Makara, Coca-Cola, Hotel Aloja y Plaza Intercontinental.

Además, Orange Dominicana, Monte Bar Las Colinas, floristería La Primavera, Kelvin Car Wash y Provocon VI. Cada nombre de estas empresas está representado con su logo comercial, como una manera de que el público pueda reconocerla fácilmente.

“Este es un accionar que no tiene ningún asidero legal. Existe una constitución que el alcalde la conoce bien, porque  fue legislador y presidente de la Cámara de Diputados. No entendemos cual es la razón que ha preferido para tomar este camino”, señaló.

De acuerdo al dirigente empresarial, existen formas de cobrarle a las empresas que tienen alguna deuda con el ayuntamiento, pero que bajo ninguna circunstancia se puede poner en juicio el buen nombre de una compañía.

Según las autoridades municipales, estas empresas violan la ordenanza 3164-17, que obliga a los empresarios, dueños de restaurantes, bares, cafeterías, comedores, fast food, centros cerveceros, ranchos típicos y otros, a pagar los impuestos al gobierno local.

El vocero de la Alcaldía, Fernando Ramírez, reveló que por falta del cumplimiento de pago de los impuestos por parte de las empresas y los empresarios, el cabildo deja de percibir RD$50 millones todos los meses, lo que a su juicio hace insolvente al ayuntamiento para cumplir con sus obligaciones.

Dijo que en total son cerca de 200 las empresas y los empresarios que tienen cuentas pendientes con el ayuntamiento.

El funcionario explicó que desde que el alcalde Abel Martínez llegó al Ayuntamiento se inició un proceso de diálogo y de acercamiento por las diferentes vías, pero que algunos empresarios se niegan a pagar y otros no quieren reconocer que tienen deudas.

No hay comentarios