Compartir
Empresario Martín Almonte. Archivo.

Servicios/Caribbean Digital

SANTIAGO, RD./ El empresario Martín Almonte, aseguró este jueves que la educación es el fundamento en el que debe basarse el desarrollo de las sociedades, porque de ella depende  el crecimiento económico, el fortalecimiento de los valores y la equidad entre las clases sociales de cualquier  nación..

Empresario Martín Almonte. Archivo.

Los conceptos del ingeniero Almonte, fueron expuestos al pronunciar las palabras en nombre de la Asociación de Comerciantes e Industriales de Santiago (ACIS), en el acto de graduación de uno de los cursos de formación que desarrolla con INFOTEP.

A juicio del dirigente de ACIS, la educación dominicana ha ido en constante crecimiento, sin embargo, lamentó que  la calidad de la educación disminuye constantemente y de manera vertiginosa.

“Precisamente los más desprotegidos y aquellos que viven en peores condiciones son los que menos posibilidades tienen, no solo a estudiar, sino de recibir una educación con la suficiente calidad que les permita hacer frente a las situaciones adversas que la vida les plantea, y así, superar sus problemas”, dijo.

De acuerdo al ingeniero Martín Almonte, presidente también de PRODACOM, la inequidad social en materia educativa es de magnitud inadmisible, porque todos los centros educativos del país de una u otra forma se benefician del Estado y dichos fondos lo producen los contribuyentes.

Sostuvo que en los centros técnicos se  necesitan mayores y mejores oportunidades para las personas de a pie, es decir de escasos recursos, para los camisas azules de la educación.

“No podemos hablar de desarrollo, de competitividad y de progreso cuando nuestros niveles de eficiencia en educación se encuentran por debajo del promedio mundial”, insistió el empresario.

Puso de manifiesto que los cambios cada cuatro años de gobiernos provocan una crisis y discontinuidad de proyectos comenzados en muchos sectores, siendo uno de los más afectados la educación.

Indicó “vemos penosamente como cada vez que cambia el gobierno, o sus funcionarios, se cortan los procesos de mejora a la educación en perjuicio del avance en la escolaridad”.

Recordó el ingeniero Martín Almonte que muchas veces hemos hablado y escuchado sobre los problemas arraigados en el sistema educativo dominicano, pero pocas veces hemos actuado y casi nunca hemos visto buenos resultados.

Pero entiende que buscar culpables y adjudicarles los nefastos resultados únicamente a los funcionarios, tampoco resultará en un cambio favorable, porque la educación es responsabilidad de todos: del gobierno, de los empresarios, maestros, padres y de la sociedad en general.

“Actualmente vivimos en país donde la educación se percibe como un lujo y no como un derecho, donde todos los actores estamos fallando”, expuso.

Consideró Almonte que un país donde si naces pobre este predeterminado a morirte pobre, “debemos cambiar esta cruel realidad y convertir este pequeño país en una tierra de grandes oportunidades”.

Al mismo tiempo, criticó que el Gobierno  no de los fondos necesarios para que la educación se desarrolle,  y que prefiere una política clientelista logrando los más deficientes resultados en materia de educación del hemisferio.

No hay comentarios

Deja un comentario...